Los eruditos digitales: ¿el futuro de la tecnología?

Vivimos en un mundo donde la tecnología juega un papel fundamental. Nuestro trabajo, entretenimiento, salud, transporte, educación, economía y comunicación, entre otros, dependen y se ven enriquecidos por la tecnología. Sin embargo, ser alfabeto digital no va a ser suficiente para poder contribuir a la sociedad del futuro.

El termino alfabeto digital se utiliza para describir a aquellos que saben utilizar una amplia gama de dispositivos digitales, como teléfonos móviles, ordenadores, tabletas, etc…Además, en los últimos años, se ha incorporado a la definición la capacidad de poder encontrar información y utilizar tecnología online – por ejemplo redes sociales-, de llevar a cabo transacciones por Internet, el conocimiento de las últimas tendencias tecnológicas -como Big Data– y el desarrollo del pensamiento crítico con relación a la tecnología y su impacto en la sociedad.

 

Desde este punto de vista, podríamos considerar que la gran mayoría de los hijos e hijas de las madres españolas están en etapa de adolescencia y juventud son a día de hoy alfabetos digitales. Según el último estudio de Pew Research Center sobre el uso de la tecnología en los adolescentes norteamericanos, un 78% de tienen un teléfono móvil y un 93% tienen acceso a un ordenador. La gran mayoría de las personas que siguen este sitio web imagino que también lo serán, dado que solo existe en formato digital, a través de Internet.

niños_tecnologia_1

Sin duda, este nivel de adopción de la tecnología es positivo ya que numerosos estudios corroboran el impacto positivo del acceso a la tecnología e Internet en el desarrollo de un país. Mirando estas cifras, podríamos pensar que las nuevas generaciones están plenamente preparadas para ser competentes en el mundo digital. Después de todo, son nativos digitales.

Sin embargo, tal como comentaba,  ser alfabeto digital no va a ser suficiente para la sociedad del futuro. Ser alfabeto digital es el primer paso para poder manejarse -¿sobrevivir?- en un mundo altamente tecnológico. Si realmente queremos que las próximas generaciones contribuyan a este futuro tecnológico, tenemos que asegurarnos de que adquieren las capacidades de ser eruditos digitales. Esa es una labor que debe estar siempre presente desde el hogar a la hora de educar y formar a nuestros hijos e hijas. Especialmente a estas últimas, dado que la formación y los puestos de trabajo basados en tecnología cuentan con muchísimos más seguidores entre el público masculino que entre el femenino. Es hora de equilibrar la balanza para ganar en competitividad.

tecologia_niños

Ser erudito digital implica conocer con detalle cómo funciona la tecnología que usamos en nuestro día a día para poder crear a su vez nueva tecnología que contribuya al progreso y a la mejora de la calidad de vida. Ser erudito digital implica saber la diferencia, por ejemplo, entre hacer una llamada via Skype y una llamada por teléfono tradicional; entender cómo se usan tus datos personales; saber que es el Big Data y entender cómo y para qué pueden analizarse estas cantidades ingentes de datos; saber programar; tener conocimientos de cómo funciona Internet, qué es una red social, como se representan los datos en los ordenadores, como funciona un ordenador, etc…

Ser erudito digital implica tener desarrollado un sentido crítico para poder discernir entre el uso apropiado y no apropiado de la tecnología; tener la capacidad de auto-control en el uso de una tecnología que, sin duda, cada vez está más diseñada para ser adictiva; poder desarrollar el potencial de la tecnología como herramienta para resolver problemas, crear oportunidades o mejorar la calidad de vida. Ser erudito digital implica saber distinguir entre el contenido veraz y el no veraz y saber contrastar contenidos.

Desgraciadamente, no debemos confundir el ‘saber usar’ la tecnología con el ‘saber cómo funciona’ la tecnología. Y aunque nuestros hijos vivan enganchados a la tecnología, tanto chicos como chicas, ¿cuántos de ellos saben cómo funciona esa tecnología alrededor de la cual gira su vida? Los estudios indican que muy pocos. Un estudio de Horizon 2014 en Europa enfatiza que los niveles de competencia digital de los niños y adolescentes europeos son deficientes, y un estudio reciente de EU Kids Online indica que dos tercios de los niños británicos de entre 9 y 10 años saben tanto sobre Internet como sus progenitores.

El recientemente publicado Estudio Internacional en Alfabetización sobre la Información y la Informática concluye que las habilidades y los conocimientos necesarios para los jóvenes de hoy deben ser enseñados y no se aprenden simplemente usando tecnología. Este estudio examino el nivel de competencia con los ordenadores y el manejo de la información de 60.000 alumnos de 2ª de la ESO en 21 sistemas educativos en el mundo y encontró que los estudiantes no adquieren las capacidades digitales necesarias si estas no son formalmente enseñadas.

Finalmente, una encuesta reciente por la Fundación Española de la Ciencia y la Tecnología (FECYT) para determinar los conocimientos de los españoles sobre ciencia y tecnología revela resultados preocupantes: solo un 15% de los españoles tienen interés en la tecnología o la ciencia, porcentaje que baja hasta un 9,9% en el caso de las mujeres.

Es fundamental que formemos a las generaciones futuras, y sobre todo a las chicas, a ser eruditos digitales. Algunos países ya han desarrollado iniciativas en este sentido. Uno de los esfuerzos de mayor envergadura es probablemente la iniciativa del Reino Unido de incorporar un currículum de ciencias de la computación en todos los colegios, a partir de los cinco años. Además, hay programas específicos para atraer a las niñas a las ciencias y la tecnología.

Los niños y las niñas británicas aprenderán como se representan los datos en los ordenadores y como se analizan dichos datos, aprenderán a programar, a diseñar algoritmos, entenderán que es una red de ordenadores, como se comunican los ordenadores, cómo funciona la World Wide Web, los buscadores, las redes sociales, etc… A los niños y a las niñas británicos se les estarán dando oportunidades para desarrollar sus competencias digitales, para aprender a ser eruditos digitales, ¿y a los nuestros?

image033

Núria Oliver es ingeniera superior de telecomunicaciones, doctora en inteligencia artificial por el Masachussetts Institute of Technology -MIT-. Ha trabajado en los laboratorios de investigación de Microsoft en EEUU durante más de 7 años y, hace otros 7 años, regresó a España para crear y liderar un grupo de investigación multidisciplinar en Telefónica I+D, la segunda telco en inversión en I+D a nivel mundial según PWC.

Imágenes: Corbis/clubitc

Autor: Nuria Oliver

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *