Claves para seleccionar el cava más idóneo según la comida

Una de las bebidas estrella de las fiestas de Navidad es el cava. No hay mesa que se precie sin un poco de cava para brindar con el año que entra, por la comida de Navidad que estamos celebrando o por todos los regalos que los Reyes Magos nos dejarán.

El cava es apropiado para cualquier momento ya que resulta idóneo para acompañar un menú compuesto por ensaladas, todo tipo de verduras, marisco, pescado, carnes, asados y alimentos más condimentados; o podemos usarlo en sobremesas o cenas, como complemento perfecto para nuestros platos.

cava

Pero, ¿cómo seleccionar el cava más idóneo para estas efchas? Aquí unos pocos consejos:

  • Para aperitivos y marisco/pescado: lo propios es decantarse por un cava brut o extra brut joven , por su sabor afrutado y acidez.
  • Para las carnes, asados y de mayor preparación, lo ideal es acompañarlo con un cava con más cuerpo que dé más presencia al plato que acompaña -como sería un gran reserva extra brut o brut nature-.
  • Para los postres, lo ideal es servir un cava fresco y suave que contraste con el dulzor de los postres. Lo ideal sería un cava semi-seco o dulce.

A tener en cuenta también que los cavas deben servirse sin agitar en exceso la botella en la que vienen para preservar al máximo su contenido. Por lo que se refiere a la temperatura ideal de servir cada uno de sus caldos, la temperatura ideal para servir los cavas jóvenes es de 6° a 8° y los crianzas entre los 8° y 10°. La copa ideal en la que servirlos es de cristal blanco y transparente, altas y preferentemente en forma de tulipa para visualizar la columna de burbujas que forma y disfrutar de su aroma.

¡Que lo disfrutéis, feliz Navidad!

Imágenes: Europa Press

 

 

Autor: Patricia Meijide

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *