Atrévete con una fiesta temática en tu próxima celebración

Siempre es un buen momento para organizar una fiesta con tus amigas pero, ¿Por qué no tematizarla para hacerla aún más especial?

Puedes organizar una fiesta temática con motivo de un cumpleaños, una boda o una cena de empresa aprovechando que se acerca la Navidad.

 

Aunque si no tienes ninguna fecha señalada a la vista, no te preocupes, porque las fiestas temáticas son ocasiones especiales por sí mismas.

Una fiesta siempre requiere muchas ganas de pasárselo bien y una planificación previa.

Lo primero te lo dejamos a ti, pero para lo segundo sí podemos echarte una mano. ¡Atenta!

 

 

El tema

Lo más importante es elegir una temática que encaje con los gustos de tus invitados.

Piensa que el resto de elementos deben girar en torno al tema.

Tiene que ser un tema que sea del agrado de todos los que asistan para que su motivación sea mayor a la hora de participar en ella.

 

 

Los temas sobre los que puede tratar tu fiesta temática son infinitos.

 

Puede estar inspirada en superhéroes si sueñas con ser por un día Wonder Woman o en el estilo pin up, que tantas seguidoras cosecha.

Por supuesto, hay clásicos que no fallan nunca: una fiesta hawaiana o una sobre los años 60.

Las fiestas temáticas basadas en épocas históricas, como la de los romanos, también gozan de mucho éxito.

Tómate tu tiempo para elegirlo porque te aseguramos que si das con el tema indicado tus invitados se implicarán como nunca y tu fiesta será recordada por todos.

 

 

 

 

 

 

El vestuario

Lo más divertido de las fiestas temáticas son los disfraces.

El objetivo es que los invitados hagan todo lo posible para que su disfraz sea el que mejor consiga plasmar la temática.

Dependiendo de la temática que hayas elegido previamente, podrás comprar el disfraz o te tocará hacerlo tú misma.

Los disfraces caseros siempre tienen un encanto especial porque podemos personalizarlo tanto como queramos.

Recuerda que si vas a ser la anfitriona del evento, debes predicar con el ejemplo y trabajar en tu atuendo.

Tienes que meterte en el papel lo máximo posible y recrear a la perfección tu personaje.

 

 

 

La decoración

La elección del atrezo en este día será una de las partes más importantes de la organización de la fiesta.

No tienes por qué comprarlo todo. La gracia de este tipo de fiesta es que consigamos recrear ambientes de manera casera.

Sírvete de tu ingenio y reutiliza elementos que tenías por casa y que no te acordabas ni de que existían.

 

Por ejemplo, imagina que tu fiesta está centrada en la Edad Media.

Tienes que conseguir que el espacio que elijas les haga sentir a tus invitados como si estuvieran en Destino de caballero con la ayuda de tapices, banderines, escudos y espadas…

Cualquier elemento que encaje será bienvenido.

 

 

 

 

 

Algo que no puede faltar en ninguna fiesta que se precie es un photocall.

Tus invitados podrán hacerse fotos delante de él y conservar un recuerdo de un evento inolvidable.

Recuerda que el photocall también tiene que conservar el estilo de la fiesta.

 

Es muy importante que elijas un espacio que te permita recrear a la perfección lo que tienes en mente.

Si prefieres al aire libre o en un espacio cerrado, que sea tradicional o moderno… En Malena Events ofrecemos diferentes espacios que puedes personalizar a tu gusto para conseguir una fiesta soñada.

 

 

 

La música

Debes cuidar mucho la playlist de esta noche para que no desentone con la temática de la fiesta.

Si, por ejemplo, tu fiesta está inspirada en los años 60, no pueden faltar Los Beattles o Las Supremes.

Si no sabes qué tipo de música escoger, inspírate en películas con la misma temática de tu fiesta y echa un vistazo a sus bandas sonoras.

 

 

 

Las invitaciones

Sabemos que las tarjetas de invitación son un detalle prescindible.

Actualmente se sustituyen fácilmente por un grupo de WhatsApp en el que estén tus invitados, una opción con la que se pierde el romanticismo.

 

 

 

 

 

Si quieres ser minuciosa, intenta hacer unas invitaciones tematizadas.

Por ejemplo, siguiendo con ejemplo de la fiesta de la Edad Media, tus invitaciones deberían parecer de pergamino y tener una tipografía medieval.

Recuerda mandárselas a tus invitados, como mínimo, dos semanas antes de que se celebre la fiesta para que tengan tiempo de reservarse esa fecha tan especial y preparar su atuendo.

 

 

¿Preparada para hacer una fiesta inolvidable?

 

Imágenes: Malena Events

 

Autor: Malena Events&Catering

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *