Vestidos fetiche de los diseñadores para esta primavera 2012

Son muchos los diseñadores que recuerdan que el estilo es
una línea de la personalidad. Eso es lo que ellos intentan transmitir en sus
grandes colecciones y así lo han conseguido en la primavera/verano 2012.

Gucci ha decidido reinventarse esta temporada. Reinventa los
años 20 aportando nuevos cortes y diferentes formas que marcan una nueva
estética futurista sobre esta colección. Frida Giannini, directora creativa
de la marca, asegura que es incapaz de quedarse con un único vestido de la
colección. Después del largo proceso de creación, es casi imposible elegir el
modelo que marcará definitivamente la colección
. Sin embargo, Frida parece
arriesgarse y se decanta por el modelo ya conocidos por todos cuya fuente de
inspiración fue la gran riqueza tanto artística como literaria de las que
disfrutó el art decó.

Gucci reiventa los años 20 este verano. Imagen de Cordon Press

El diseñador Jean Paul Gaultier no duda ni un mísero momento
a la hora de definir la palabra estilo. Han existido numerosas teorías sobre la
definición de esta. Cierto es, que solo los grandes diseñadores aportan una
visión completa a lo que puede llegar a decirnos esta palabra. Se trata de una mujer que no se deja llevar
por las normas. Una mujer llena de personalidad que tiene capacidad suficiente
para saber llevar moda y tendencias sin perder sus señas de identidad.

Gaultier basó su colección de primavera-verano en los
tatuajes efímeros
. Si conocemos al maestro francés recordaremos que
aproximadamente hace veinte años realzó en la pasarela. Hoy vuelve a cruzar la
frontera pero con ese toque chic renovado. De ahí su predilección por este vestido. Color blanco y con
un tatuaje centrado entre la parte frontal y lateral derecho.

Dolce&Gabbana se va al mercado. Imagen de Cordon Press

Los italianos Dolce&Gabbana fundaron su colección en un
estado de alegría puro. De ahí el espectáculo del desfile y los estampados de
sus vestidos
. Pimientos, cebollas, pepinos y tomates son solo algunas de las
hortalizas que podemos ver en las prendas. Las ganas de pasarlo bien, la
feminidad en su estado más completo junto a al felicidad y alegría son los
sentimientos que dominaron la primavera-verano de Domenico y Stefano.

No obstante su prenda clave para esta temporada queda
alejada de todo estampado y rinde homenaje a los corsés del siglo XIX. No es
concebido como un corsé cualquiera, sino una auténtica joya llena de pedrería y
lentejuelas que recuerdan los buenos tiempos de la firma. Una vez más, los
italianos recuerdan la artesanía de sus prendas y el savoir faire que domina
hoy y el resto de nuestros días.

Autor: Maria Garcia Camarero

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *