Trucos de estilismo: El efecto del lazo

No has podido resistirte al romanticismo del lazo. Este detalle en versión XXL, de tela, liso o estampado, con incrustaciones… acapara el protagonismo este verano colándose en cualquier prenda, complemento o accesorio de tu armario.

Volvemos esta semana con más trucos de estilismo. Tras conocer los tipos de cuello y su efectos en la figura, o desvelar el manual de uso del jumpsuit, ¡Que existe!, ahora le toca el turno al lazo.

Este detalle que no siempre resulta ser inapreciable y que en más de una ocasión acapara todo la atención ejerce cierto efecto sobre nuestra figura ¿Cómo? Añadiendo volumen. Tal es así, que deberemos tener en cuenta dónde colocarlo para lograr nuestros objetivos de estilo ¿Por qué todas tenemos objetivos, verdad?

Que si aumentar el pecho, que si reducir barriga, que si camuflar esos michelines que tanto nos incomodan y que pese a nuestros esfuerzos se han propuesto no abandonarnos… Para conseguirlo hay que prestar atención dónde y cómo colocar el lazo. Por ejemplo:

Si queremos realzar el pecho es ideal cualquier vestido o top con lazo en la zona del escote. Conseguimos un efecto de volumen además de captador de imagen. En el caso contrario, el lazo en esta zona no es adecuado si te quiere neutralizar un pecho generoso.

Look de Paprika (Asos). Top palabra de honor de Blanco. Blusa morada de Pepa Loves. Blusa de topitos de Bdba

¿Y en la cintura? Los vestidos ceñidos con lazo son una excelente propuesta para enmarcar la figura y dibujar las curvas. Ideal para las siluetas rectangulares en las que los hombros, cintura y cadera son del mismo ancho. Ahora bien, en el caso de tener una silueta más redonda y con barriguita, busca otro lugar donde colocar el lazo y evita poner volumen en la zona del vientre, no te va a favorecer.

Look de Bdba. Blusa de Pepa Loves. Mono en denim de Blanco. Pantalones de Etxart&Panno

Si buscas discreción, este verano, hay muchos lazos en la espalda. Es bueno recordar que esta parte del cuerpo que solo los demás ven de nosotras, puede resultar de lo más sensual. A la hora de apostar por una prenda con lazo, debemos tener en cuenta la amplitud de nuestra espalda. No es muy buen idea si tenemos una silueta de triángulo invertido caracterizada por unos hombros más anchos que la cadera.

Look de Hoss Intropia. Vestido blanco de Etxart&Panno. Top morado de Blanco

El lazo a modo de tirante es otra variedad y resulta una excelente opción para las mujeres de hombros estrechos ya que ayuda a estructurar. Los maxi lazos en escotes asimétricos pueden ser un detalle muy chic, pero cuidado, si el cuello no es lo suficientemente esbelto, en este caso evitar poner volumen en la zona del escote y de los hombros para no acortar.

Vestido rojo de Etxart&Panno. Sandalia roja de Mustang. Sandalia de Paco Gil.

Finalmente, ¿Qué hay de los pies? El lazo también se incorpora a las sandalias, ya sea a modo de brazalete anudado en el tobillo, opción no muy favorecedora si se tiene un tobillo ancho porque se añade más volumen, o en el empeine como un detalle. Es perfecto para los pies delgados.

Una vez conocidos estos consejos de estilismo ¿Te atreves a jugar con el lazo? Anímate a experimentar.

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *