Tendencias suicidas: sopa de Misso(ni)

Missoni ha vuelto locas a todas las fashionistas con su colaboración con la cadena de gran distribución estadounidense Target. A las horas de salir a la venta, las prendas estaba en eBay a precios mucho más elevados que los originales. Pero ¿Era para tanto?

He de empezar el artículo con una confesión que hará estremecerse a más de una: No me gusta Missoni. Es así y no puedo hacer nada. Su famoso estampado me recuerda a unos jerseys de canalé con cuello alto que mi madre me ponía de pequeña cuando los 90 no eran esa época mitificada por el paso del tiempo, sino sólo los años de tu infancia y preadolescencia. Los colores y formas de Missoni me causan un pequeño foco de tristeza como si de nuevo tuviese que cursar toda la educación obligatoria con esos puñeteros jerseys (y creo recordar que en su momento me gustaban. La mente es caprichosa).

Pero bueno, dejando traumas infantiles y personales a parte, Missoni ha triunfado en su colaboración con los grandes almacenes yankis (para que nos entendamos, Target es una especie Carrefour americano. Sí, es como si de repente Prada hiciese una colaboración con la marca Tex del Pryca). No es la primera vez que Target colabora con grandes nombres de la moda: hace unas temporadas fue la diseñadora Erin Fetherston la encargada de crear la línea especial y el resultado fue más que notable (aún puedes encontrar piezas por la red).

La colaboración no sólo le ha venido bien a Target, sino que Missoni está más de moda que nunca (si ojeas/hojeas el September Issue del Vogue USA sabrás a lo que nos referimos) y el resto de firmas de gran distribución se han puesto manos a la obra y han sacado sus propias prendas missonizadas, en mayor o menos medida. Así que si no pudiste hacerte con una de las prendas de Missoni for Target, atiende. El dichoso estampado está hasta en la sopa (para mi desazón).

Descúbrelo en la siguiente galería.

Imagen de la campaña de Missoni for Target.

Autor: Carmen Lopez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *