Tendencias Suicidas: la boda real

Falta menos de una semana para la ya denominada «boda de la década» y el fanatismo por el enlace real británico ha llegado a la moda, como no podía ser de otra manera. Si eres una de esas fanáticas de la monarquía y sus eventos, te ayudamos a conseguir el «Total Royal Wedding Look». Bajo tu responsabilidad, eso sí.

No es que en esta columna seamos (plural mayestático) muy amigos de la monarquía, pero la verdad es que la familia real inglesa sabe cómo montárselo. Casa a uno de sus vástagos, le da vacaciones a sus súbditos y despliega todo un dispositivo de publicidad y marketing real que ya les gustaría a muchas multinacionales ¿El resultado? La opinión pública de medio mundo hablando de ellos: para bien o para mal están en la portada de todos los medios internacionales y no olvidemos que ya hace bastante tiempo que el sol se puso en el imperio británico y no dejan de ser los monarcas de una isla más bien insignificante geográficamente hablando.

Pero lo cierto es que algo tiene Gran Bretaña que desata pasiones: no sabemos si será la bandera, su humor flemático, el Big Ben o su capacidad extraordinaria para ser la cuna de las mejores bandas de pop de la historia, pero el Reino Unido mola. Y por una especie de tautología un poco cogida con pinzas su boda real también, lo cual ha desatado una auténtica avalancha de productos conmemorativos que no es que rocen el kitch, sino que lo abrazan como una abuela a sus nietos.

Tazas, platos decorativos (ese concepto), dedales, pañuelos, tartas, chapas, bisutería, camisetas y demás productos habituales de merchandising inundan el Reino Unido y demás extensiones poniendo a prueba los límites del buen gusto. En realidad, soy bastante fan de todos esos productos conmemorativos que de tan horribles llegan a ser de culto (¿Dónde podrías disfrutar mejor tu café con leche de por las mañanas que en una taza conmemorativa de la boda de Kate & Will? Además, cuando ni siquiera es tu monarquía es mejor y todo) pero vamos a hacer un llamamiento a la razón y a ser selectivos.

En la siguiente galería puedes encontrar nuestras propuestas para que seas una de esas fanáticas de la boda real británica pero sin perder de vista los principios de la moda y el glamour (o algo).

Imagen de Getty Images.

Autor: Carmen Lopez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *