Tendencias que vienen: el chandalismo

Es lo que tienen las modas. Un día tú estás contentísima con el estilo navy, con sus rayas marineras y sus azules y rojos combinados, con el estampado liberty en plan “Casa de la pradera” y de pronto, como salida de la nada: una nueva tendencia que te descoloca. Estarás pensando en monos de pantalón largo o en sandalias con calcetines, pero no, estamos hablando del chándal ¿Cómo te has quedado? Imagen de American Apparel.

La mayoría de las madres –occidentales- se quedarían alucinadas si vieran a sus hijos pagar dinero –y no poco- por comer pescado crudo cuando ellas se pasaron la mayor parte de la infancia de sus retoños cocinando increíbles salsas que disfrazasen el sabor del pescado para que se lo comiesen. Sin embargo, el sushi se puso de moda y eso importa más que cualquier cosa.

Algo parecido pasa con el chándal. Años riéndonos de las “señoras que se ponen el chándal y los tacones, arregladas pero informales” y ahora empieza a ser normal ver en cualquier revista de moda de prestigio a esqueléticas modelos encaramadas en tacones de vértigo (por no llamarlos zancos) combinados con pantalones y chaquetas que se parecen peligrosamente a un chándal. Básicamente porque es lo que son: chándales.

La tendencia del chandalismo se acerca peligrosamente, arrasando con cualquier atisbo de cordura (si es que queda) en el mundo de la moda. Grises jaspeados, pantalones holgados de algodón con cuerda en la cinturilla y sudaderas de capucha se combinan ya con sandalias peep toe de 15 centímetros y minifaldas de cuero. Lo que antes era potestad de la choni de extrarradio ahora desfila en pasarelas. Trickle up, goteo hacia arriba o lo que viene a ser lo mismo: el chándal mola porque lo dice Alexander Wang, atiende.

Si cómo suele suceder, acabaremos aceptando el chándal como una tendencia predominante y con derecho propio, mejor que intentemos sacar lo mejor de ella.

Autor: Carmen Lopez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *