Tendencias que continúan: Vestidos baby doll

Posiblemente, los vestidos sean las prendas más femeninas que existan a la hora de combinar ‘looks’ para diferentes momentos del día a día. Desde su caída, tejido y color, un vestido puede ser el complemento estrella y más importante de un estilismo. Sobre todo, si lo que buscamos es, ante todo, sofisticación, feminidad y elegancia, podemos apostar por un estilo concreto de vestido: el baby doll dress.

Literalmente significa que lo que estamos escogiendo es un vestido de muñeca, es decir, aquellos con los que jugábamos en la infancia, y que ahora suponen el punto clave para un outfit. Uno de sus adornos clave es el cuello. Su encanto reside en su cuerpo ceñido hasta la cintura con falda de vuelo, lo que le da el aspecto cándido y aniñado que deja que el look sea perfecto.

Además, es capaz de esconder unas caderas anchas, ya que se centra en el vuelo que aparece justamente en esa zona en cuestión. Para acertar con un estilismo compuesto por un vestido baby doll como protagonista absoluto, apunta las siguientes propuestas que te harán brillar:

  • Si lo que buscas es un look clásico, combínalo con unos salones de tacón. Harán que tus piernas se estilicen y que tu figura sea mucho más larga
  • Si no quieres renunciar a un baby doll, pero quieres ir cómoda, lánzate con las bailarinas este invierno. Parecerás una auténtica integrante de un ballet ruso, y tendrás un aspecto de lo más romántico.
  • Si lo que quieres es un estilismo lady pero sin renunciar a un toque rockero y personal, combínalo con una chaqueta de cuero y atrévete con las biker para los pies. No pasarás desapercibida en ninguna situación.

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *