Ropa inmortal: las prendas de las que nunca debes deshacerte

Las tendencias van y vienen. Lo único constante en el efímero mundo de la moda son los cambios. Los mejores diseñadores se desesperan tratando de crear nuevas propuestas con las que sorprendernos temporada tras temporada cuando parece que ya todo está inventado. Lo que hoy se considera la quintaesencia de lo chic puede pasar de moda a la velocidad de un parpadeo. Sin embargo hay una serie de prendas que vencen airosas los caprichosos cambios de tendencias.

Prendas básicas que no pueden faltar en cualquier fondo de armario que tienen el poder de adaptarse a cualquier ocasión y transformarse según la forma en que las combinemos. Estas prendas serán tus aliadas para evitar el golpe que sufriría tu bolsillo si tuvieras que renovar tu armario de arriba a abajo con cada cambio de tendencia.

Jeans eternos: Acampanados, skinny, baggy, con roturas, desgastados, con bolsillos, con bordados, con apliques brillantes y de todos los colores del arco iris. Los jeans son la prenda todoterreno por antonomasia y a lo largo de los últimos años se nos han ido presentando en formas, diseños y colores de lo más variados, y no dejan de reinventarse según los caprichos de la moda. Para desgracia de sus incondicionales las últimas tendencias apuntan al fin de los skinny jeans, pues los acampanados vuelven con fuerza este año. Pero a pesar de los vaivenes de la moda hay un tipo de jean que jamás pasa de moda: los vaqueros de corte recto, del clásico color azul lavado de toda la vida, de cintura media ni muy alta ni muy baja. Precisamente son más favorecedores y puede que esta sea la razón por la que sigan sobreviviendo en buena forma al paso del tiempo.

Americana: Con su corte impecable, esta prenda sobria y discreta es la perfecta aliada para dar un punto chic a cualquier outfit. Este tipo de chaqueta se ha convertido en un básico imprescindible desde que Armani la popularizó como prenda femenina en los 80. Por aquel entonces se llevaban los cortes más masculinos y las grandes hombreras, hoy día las encontramos con un corte entallado mucho más femenino.

Blusa blanca entallada: Clásica y versátil, la blusa blanca combina perfectamente tanto con looks formales como desenfadados. Ya sea con diferentes diseños y detalles en cuello, pecho y mangas, la blusa blanca es una prenda básica que resiste el paso del tiempo. Siempre favorecedora, aporta luz al rostro y es muy fácil de combinar.

Camisetas de algodón: Frescas, informales y comodísimas. Las camisetas de algodón se presentan con toda clase de diseños, colores, estampados y adornos. Desde las más básicas a las más sofisticadas, son aptas prácticamente para cualquier ocasión. Dependiendo de su diseño y de la forma en que las combinemos pueden servir tanto para ir al gimnasio como para salir de fiesta nocturna.

LBD: El Little Black Dress cuenta con más de 80 años de existencia desde que la misma Coco Chanel concibió un vestido de cóctel negro largo hasta la rodilla y pensado para realzar la figura de la mujer con sencillez y elegancia. El vestido de cóctel negro es una pieza imprescindible en cualquier armario y una apuesta segura para cualquier evento que exija un mínimo de etiqueta.

Autor: Eva Llorca

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *