Rodarte, Oscar de la Renta y Marchesa en la New York Fashion Week.

Aire fresco, clase y arte. Esto es lo que se ha ofrecido en la quinta jornada de la semana de la moda en Nueva York.

Después de unos días que nos parecía estar en un centro comercial en vez de en una de las semanas de la moda más relevantes, la creatividad ha vuelto a surgir y esta vez lo ha hecho de la mano de las diseñadoras de vestuario de la aclamada película Cisne Negro, las hermanas Rodarte. Nadie estaba preparado para la explosión de colores violetas y verdes que rememoran sueños de nuestra infancia donde jugábamos a ser «la Bella Durmiente» o los prints de aire impresionista aclamando al pintor holandés Vincent Van Gogh, los vestidos referenciando los archiconocidos girasoles o la noche estrellada no tienen precio. Ya era hora que alguien despertará de este sueño comercial y empezara a hacer las cosas de un modo creativo e inspirador.

También parece ser que hemos recuperado la clase, en lo que a moda se refiere, si Donna Karan y Diane Von Furstenberg nos dieron una lección en lo que el street wear femenino podía ser y Alexander Wang nos dio su versión más sport y casual (sin perder ápice de creatividad), Oscar de la Renta nos presenta la versión más couture para las mujeres del siglo XXI sin caer en la excesiva ornamentación o el kitsch. Nuevos comienzos y renovación por parte de este diseñador que ya lleva más de 40 años en la pasarela.

Por lo demás, también salieron a las pasarelas Marchesa, Vera Wang, J.Crew, Hervé Leger y Bibhu Mohapatra donde mostraron sus propuestas para la primavera/verano 2012.

Imagen de Rodarte e image.net.

Autor: Cristina Perez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *