París Fashion Week: el invierno de Chloé

Es la primera temporada de invierno que Clare Waight Keller, la nueva directora creativa de la marca, diseña para Chloé. En toda la colección se observa un mix de la elegancia parisina tan propia de la línea y un toque funcional inglés. Una colección con detalles muy diurnos y pocos vestidos.

No es una colección que sorprenda por unos trajes preciosos pero aporta de vez en cuando detalles delicados, quizás para recordar que, aunque una mujer se vista para el trabajo y para una vida ajetreada, no debe olvidar el toque femenino. Esto viene representado por blusas y tejidos florales que no ocupan toda la atención pero sí suavizan un exceso de funcionalismo.

Lo más reiterado en la colección son los pantalones joggingen gordo algodón en diferentes tonos, que se alejan de los gimnasios para servir de trajes de oficina junto con amplios abrigos y capas. También los jerseys y las faldas con goma en la cintura tienen ese aire tan sport que hace ver que en conjunto podríamos ser elegantes sin tener que renunciar a la total comodidad.

Ya al final de la colección aparecen unos cuantos diseños inclinados más hacia la noche y las fiestas, tan pocos que nos deja con ganas de ver más. Puede que intente recordar que con los tiempos que corren más vale ir a trabajar que pasarse el día de fiesta o simplemente que en una colección que como dice su creadora “combina el ambiente informal de la ropa deportiva inglesa con la sensibilidad más elegante de los franceses” no tengan cabida vestidos de fiesta.

Autor: Susana Garcia

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *