Pantalones amarillos, ¿sí o no?

En el mundo de la moda, es muy común que con ciertas tendencias o must concretos, nos posicionemos de un lado o del otro si nos apetece llevar eso tan concreto que a todo el mundo vuelve loco, o si por el contrario nos parece algo terrible. Ocurre en la actualidad con los ugly shoes, ha tenido mucha controversia con las calzas, y también con todo tipo de calzado como las botas mosqueteras. No hay un punto medio: o lo amas o lo odias. Eso mismo nos ocurre con el asunto de esta vez, que tiene que ver con una pieza concreta: el pantalón, y con un color determinado: el amarillo. Sea cual sea el momento en cuestión, el hecho de que nos guste lucir una prenda en cuestión de moda así o no dependerá de múltiples factores.

Nos encantará contar con un pantalón amarillo en nuestro armario si… 

Desde luego nos gusta arriesgar. Lo llevaremos con soltura y alegría si realmente nos parece interesante romper la gama de negros, blancos, nudes y demás contenido denim que llena nuestro vestidor en cuestiones de pantalón. También estaremos realmente encantadas de llevarlo si nos gusta seguir las tendencias al pie de la letra. Por otra parte, probablemente nos convenza el hecho de que nuestra piel, si es morena, quedará muy resaltada y sofisticada en todo momento.

Estaremos completamente en contra de ponernos este look si… 

Odiamos el color. Es un pantone controvertido, y para muchos, símbolo de mala suerte. Por otro lado, tampoco nos lo pondremos si no nos terminamos de ver favorecidas con algo que se salga de los básicos habituales. Tampoco será lo más adecuado si tenemos demasiado colorido en nuestro armario, por lo que será algo exagerado al fin y al cabo en cada estilismo.

Imagen: Breakfast in the front row 

 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *