Moda de Río de Janeiro ¡Los bañadores del 2012!

Los encantos naturales y el agua que baña la ciudad de Río de Janeiro, encarnados por la modelo brasileña Isabeli Fontana, sirvieron de inspiración para los diseños presentados en la segunda jornada de la Semana de la Moda carioca.

Con una colección en la que predominan los tonos anaranjados y grises, la firma Salinas hace una apuesta poco arriesgada para la próxima temporada del verano austral, enmarcada en la continuidad al presentar una línea de bikinis que emulan las bellezas paisajísticas de la ciudad.

En su presentación, la diseñadora Jacqueline de Biase resalta la sensualidad femenina con vistosos sombreros de baño y con creaciones que combinan el color rosa y el amarillo.

La modelo Isabeli Fontana ha acaparado todos los flashes al desfilar con una sugerente ropa de baño que evoca los sinuosos diseños de las aceras de la turística playa de Copacabana.

Las creaciones de Biase se completan con ceñidos bañadores femeninos inspirados en la esencia de las melodías de la samba y la bossa nova, dos estilos puramente brasileños, y en la felicidad que se respira en la ciudad carioca.

La firma Totem ha presentado una propuesta relajada con vestidos en los que predomina el azul marino, en un claro guiño a las aguas del Atlántico que bañan Río de Janeiro.

En el desfile del estilista Fred D’Orey no han faltado las clásicas gafas coloridas, una amplia gama de beige salpicada con tonalidades rojas, los originales bolsos de playa y la típica apuesta por la transparencia y por la espalda descubierta. En la colección para hombre, D’Orey recurre a las bermudas blancas y a las camisas holgadas para realzar el magnetismo masculino.

Los desfiles que cerrarán la segunda jornada de la “Fashion Rio”, que se prolongará hasta el sábado próximo, son Espacio Fashion y Oestudio.

La Semana de la Moda de Río de Janeiro se celebra en reformados almacenes de la zona portuaria de la ciudad a los que se les ha dotado de un cierto estilo industrial para compararlos en parte con el poder de atracción del Soho neoyorquino.

En esta edición, la decimonovena, los organizadores calculan que el volumen de negocio del evento crecerá entre un 15 y un 25 por ciento con respecto a los datos de 2010, año en el que se generaron 381 millones de dólares, según cálculos de la prensa.

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *