Minifalda: Éxitos y fracasos de las famosas

Mary Quant revolucionó el mundo de la moda cuando decidió coger sus tijeras y acabar de una vez por todas con el largo de las faldas, acortándolas a la altura de los muslos y dando protagonismo a las piernas. Han pasado 50 años desde entonces y la minifalda es hoy una prenda habitual aunque algunas la utilizan con más acierto que otras…Imagen de Getty Images.

Hay prendas que no favorecen a todo el mundo y la minifalda es una de ellas. Si tienes las piernas torcidas o demasiada celulitis quizás debieras optar por unos bonitos pantalones o por una falda un poco más larga. En otras ocasiones, el problema es la minifalda en si misma: colores estridentes, acabados extraños o una falta evidente de tela hacen que el look sexy y atrevido que querías conseguir con tu minifalda se convierta en un estilismo de choni, por no decir algo peor.

Sin embargo, cuando la minifalda está bien elegida y se amolda a tu estilo y a la forma de tu cuerpo -y además sabes combinarla adecuadamente- puedes lograr el estilismo perfecto para casi cualquier ocasión. Minifalda, blazer oscuro y unos buenos tacones y estarás lista para triunfar.

Para hacerte una idea de lo que debes y NO debes de hacer en cuestión de minifaldas, no te pierdas la siguiente galería ¡Las famosas no son siempre un modelo a seguir!

Autor: Carmen Lopez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *