Loewe presenta su colección primavera-verano 2019

El diseñador Jonathan Anderson presentó el desfile Loewe primavera-verano Mujer 2019 el pasado 28 de septiembre.

La nueva colección se presentó dentro de un espacio expositivo recreado en la Maison de la UNESCO de París, diseñado para resaltar la notable influencia del modernismo temprano en el arte contemporáneo.

El acceso a la exposición simuló la fachada de la galería experimental londinense “Signals” (1964-66), y las estancias de mediados de siglo pasado fueron restauradas para albergar una artística secuencia de experiencias cinéticas, sonoras y elaboradas con fibra.

La travesía se inició a través de las borrosas texturas de Lara Favaretto, obtenidas con los cepillos giratorios que se emplean en el lavado de coches, y enseguida daba paso a una estancia decorada con las rústicas cestas tejidas por Joe Hogan -finalista del LOEWE Craft Prize-.

El tercer espacio constituyó una sinfonía de tocadiscos dispuestos para exponer las piezas cerámicas de Ryoji Koie y se abría a una sala adyacente repleta de pompas de jabón flotantes.

 

 

Este arrogante contexto potenció el brutalismo hedonista de una colección donde los tejidos mates y puros se sofistican con coloridas franjas, en una opulenta paleta de acuarelas y tintas.

Las siluetas se curvan e inflan para generar dinámicos volúmenes de carpa, enmarcados con cuellos de fusta en exóticos cueros.

El resultado genera una extraña intimidad entre la piel y la tela. Las mangas tipo obispo, campana y Julieta se ciernen como globos en torno a los tops fruncidos y los jerséis estilo pescador, mientras que la técnica del plisado se aplica a los tejidos de rombos y los conjuntos de fina napa.

Las delicadas plumas de avestruz rememoraron el estilo de Oscar Wilde, generando un llamativo contraste con las rudas telas de gabardina rematadas con pespuntes.

Este dramático contraste también caracterizó las túnicas y blusas, que en esta nueva colección incorporan bufandas con franjas de rejilla cargadas de velocidad visual.

Los vestidos puff de popelina y bordado inglés, juegan a las asimetrías colgantes, fruncidos con acolchadas incrustaciones de nido de abeja. El elogiado ante de la casa presenta retazos de muselina elaborada con espumoso algodón.

La influencia de Joe Hogan se hizo visible en toda la colección de accesorios LOEWE. El bolso puzle aparece tejido en calf y el Gate en paja; El bolso Kite plisado presenta franjas de piel y las cestas de esta temporada exploran la rafia floral en tejidos naturales y multicolor.

 

 

Asistieron celebrities españolas como la actriz Adriana Ugarte, o las influencers Gala González y Blanca Miró. Tampoco faltaron Jaime de Marichalar y Marisa de Borbón.

A nivel internacional, top models como Amber Valleta, Rosie Huntington, Sofia Sánchez de Betak, además de los grandes pilares de la moda contemporánea como Anna Wintour, Grace Coddington y Susie Menkes. Leandra Medine, Gilda Ambrossio o Caroline Issa fueron algunas de las influencers internacionales presentes en el desfile de la nueva colección.

Imágenes: Loewe

Autor: Alba Gatell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *