Cómo llevar pantalones de chándal y no pisar el gimnasio

El chándal ha llegado para quedarse. En cuestiones de moda, nunca se sabe qué es lo mejor que nos puede pasar en cuestiones de tendencias. En este caso, no hablamos del athleisure, que combina prendas deportivas con otras más sofisticadas, sino del chándal como tal. De este pantalón que no nos va a llevar al gimnasio, sino al streetstyle. ¿Cómo llevar el chándal a la última?

  • Con medias de rejilla. Sí, tal cual. Combina unos pantalones de chándal con una camiseta corta al estilo cropped top para que puedas subir las medias hasta el abdomen y se vean por encima del chándal. Así está claro que no vas a ir al gimnasio, sino que vistes divinamente.

  • Con tacones. Se puede ir en chándal y llevar tacones, y no hacer el ridículo, sino todo lo contrario. Ponte tus pantalones de chándal preferidos y añade los zapatos de tacón o salones de aguja que más te gusten. Realmente estarás muy sexy. ¿Y a quién no le apetece innovar con un pantalón de chándal y sus tacones preferidos? Cómoda, pero formal.
  • Con jersey y sudadera XXL. Es un look muy repetido por las europeas elegantes, y nos lo han hecho ver en los desfiles de las Semanas de la Moda. Ponte un jersey y ponle encima una sudadera, mete tu melena por dentro y de paso, presume de falso bob. Estarás a la última.
  • Con camisa y cazadora vaquera. Si prefieres que el athleisure llegue a tu vida de la mano del chándal, y vas a ponerte unas zapatillas deportivas con el pantalón de chándal, entonces tienes que invertir en la parte superior para que no parezca que vas al gimnasio realmente. Por eso, ponte tu camisa más arreglada, abotonada hasta arriba y acompáñala de tu mejor cazadora vaquera. El mix será espectacular.

Imágenes: Pinterest

Autor: Redaccion Nosotras

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *