Descubriendo las joyas semidesnudas de Keren Wolf

Cuando descubres las joyas de Keren Wolf, jamás olvidas el nombre de la firma, sobretodo si asistes a una de sus impactantes exposiciones. La ex actriz y diseñadora de joyas israelí dejó al público sin habla en la pasada Gindi Fashion Week de Tel Aviv – celebrada los días 13, 14 y 15 de marzo – con una exposición de joyas nada convencional.

keren_wolf_1

keren_wolf_5

Como si de la escenografía de una película de Guillermo del Toro se tratara, la diseñadora Keren Wolf dispuso todas sus joyas sobre los cuerpos lánguidos y pálidos de las modelos, que yacían dentro de bañeras, cubiertas de leche e impasibles ante la mirada de miles de periodistas y fotógrafos invitados al evento. Joyas en oro, plata, piedras preciosas, zirconios y diamantes. 

Mujeres frágiles de mirada perdida y cabellos larguísimos, vestidas con ropas blancas y mojadas en leche al estilo Cleopatra, formaban un cuadro entre onírico y erótico que será difícil de olvidar. Las joyas ergonómicas se desplegaban sobre sus cuerpos como si fueran extensiones del mismo. Complicados accesorios que cubrían de forma poco convencional sus labios, sus dedos, sus uñas, sus orejas, o se desplegaban por sus clavículas como enredaderas.

keren_wolf_2

keren_wolf_3

La colección de Keren Wolf se inspiró en el poder creador y destructor de las palabras. Una dualidad en la que convivían conceptos antagónicos compatibles como la fortaleza y la debilidad, la percepción de la virginidad y la madurez. Las bañeras eran los santuarios, un espacio íntimo donde yacían las modelos semidesnudas, cubiertas de  leche como símbolo de su inocencia y pureza, y con sus románticas ropas blancas flotantes.keren_wolf_6

keren_wolf_7

Desde luego si algo estuvo presente en esta exposición fue el concepto de feminidad y virginidad, pero desde un punto de vista un tanto erótico y perverso, porqué no decirlo,por cómo estaban dispuestas sobre el escenario y la adaptabilidad de las joyas. Piezas de alta costura, únicas y exclusivas hechas a mano con extrema atención al detalle y acompañadas de motivos muy femeninos como un corsé dorado, o joyas con piedras incrustadas decorando el hombro. Los motivos florales estuvieron presentes en collares, pulseras, anillos de labios, pendientes, anillos, accesorios para el cabello y cinturones. En definitiva, una exposición única que nos dejó huella para siempre durante tercera jornada de la Gindi Fashion Week de Tel Aviv. 

Imágenes: Gindi Fashion

Autor: Alba Gatell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *