Las ‘celebrities’ diseñan sus propias firmas de moda y belleza

¿’Celebrities’ o diseñadoras? Ambas profesiones cada vez van más de la mano. Son muchas las ‘celebrities’ que han aprovechado su nombre en el mundo del cine, del espectáculo o de la pasarela para conseguir colaboraciones con alguna firma de moda o belleza, o bien para crear una firma de ropa propia.

Jennifer López, Sarah Jessica Parker o Kate Moss son algunas de las muchas celebrities que han potenciado su estilo personal y han decidido compaginar los escenarios con el mundo de la moda y de la belleza. ¿El motivo? En muchas ocasiones, el fin es benéfico, es decir, las celebrities utilizan el momento más álgido de su carrera para conseguir beneficios para alguna buena causa. Seguro que os viene a la cabeza muchos nombres: Dani Martín, por ejemplo, diseñó una camiseta para apoyar la lucha contra la violencia de género así como unas gafas de sol cuyas ventas se destinaron a la fundación Down de España. Ariadne Artiles, por su parte, diseñó para Swarovsky una camiseta con fines benéficos destinados a la Fundación FERO contra el cáncer. Angelina Jolie diseñó para Robert Procop con el objetivo de recaudar dinero para la organización Education Partnership for Children in Conflic, la cantante Fergie apostó también por la creación de zapatos para recaudar fondos con destino humanitario…

Sin embargo, muchas otras celebrities han querido ampliar su carrera profesional y dedicarse también al mundo del diseño. Jennifer Lopez es la celebrity pionera en este mundillo. En 2001 se embarcó en una nueva aventura llamada JLO y Sweetface que consistía en una sofisticada línea de ropa, accesorios y fragancias. La verdad es que el proyecto de la cantante triunfó y en 2005 incluso formó parte de la pasarela de la Semana de Nueva York.

Otras celebrities que decidieron probar suerte diseñando fueron las hermanas Olsen. En todas sus apariciones públicas las hermanas desprendían elegancia y estilo, tanto era así que la prensa solía destacar sus looks. Aprovechando el tirón, en 2004, las gemelas decidieron lanzar The Row, una firma de ropa que apostaba por prendas básicas pero con un toque chic. La verdad es que la propuesta de las gemelas Olsen también triunfó y, desde entonces, han sido consideradas un icono de la moda. Actualmente, son directoras creativas de Superga.

Gwen Stefani también fue una de las primeras en atreverse a diseñar. En 2005, la cantante creó su firma L.A.M.B., que sus fans recibieron con mucha ilusión.

Pasado el tiempo, muchas otras celebrities han probado suerte en este mundo: Sarah Jessica Parker aprovechó su éxito en Sexo en Nueva York para crear Bitten. Esta línea de ropa se alejaba de su personaje Carrie en la serie y apostaba por ropa low cost con mucho estilo; Kate Moss también diseñó una línea para TopShop; Heidi Klum creó la firma Lavish de ropa premamá; las hermanas Cruz también se aventuraron en el mundillo del diseño creando una colección de bolsos para Loewe, que lleva el título CruzRachel Bilson aprovechó su éxito en la serie The O.C. y, en 2011, creó una línea de zapatos low cost para Shoe Mint 2011, así como Mischa Barton que se decidió por diseñar bolsos y viendo el éxito de su proyecto se decidió a diseñar ropa y complementos de estilo vintage (The Mischa Barton Boutique). Otras celebrities, como Miranda Kerr, se han decantado por el mundo de la belleza creando su propia firma de cosmética Kora.

Sea como sea, parece ser que cualquier persona capaz de cantar en un escenario, desfilar por una pasarela o actuar en una película, tiene dotes para diseñar. Esperemos a ver cuántas celebrities más nos sorprenden dando el paso al mundo del diseño.

Imágenes: Bitten, The Mischa Barton Boutique, Shoe MintLavish, Kora, L.A.M.B., BittenTopShop

Autor: Anna Güell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *