La novia del 2007, entre el clasicismo y el descaro más sofisticado

Hanníbal Laguna, Jesús Peiro y Victorio&Lucchino presentaron ayer sus propuestas para vestir a la novia del 2007. Desde vestidos vaporosos que juegan con lo floreal de Laguna, al clasicismo de la década de los 40 de Peiro hasta el romanticismos de V&L ¿Cuál es tu estilo?

Sofisticadas siluetas, texturas naturales, acabados exquisitos y el lujo de los detalles visten a una mujer de bandera en la colección de Hannibal Laguna, ‘The White Song’.

Vestidos con aires románicos de Hanníbal Laguna

Sugerentes mezclas de volúmenes, asimetrías y cortados al bis, dan formas a vestidos largos y cortos, con cola o sin ella que enmarcan las curvas de una mujer muy femenina. Juego floreal y vestidos vaporosos que insinúan.

La novia de Hanníbal Laguna se atreve a lucir piernas

Con Jesús Peiro volvemos al clasicismo más puro. Bucólica y tradicional, así se viste la novia del 2007. La firma viaja hasta finales de los años 40 para presentar unos diseños que apuestan por los vestidos largos y entallados que enmarcan la cintura de la mujer a la Porno Sex izle Mobil Porno porno izle pornovez que recuperan el volumen en las caderas.

Jesús Peiro viaja hasta los años 40 y recuperar el clasicismo

Vestidos que ocultan la feminidad del cuello

Peiro recupera el cuello alto y el tocado en el pelo. En cuanto a los materiales, organdí, gasas bordadas y mikado. El blanco puro le deja el protagonismo al blanco ‘ivory’.

El tradicional velo deja paso al clásico tocado de época

Victorio&Lucchino sorprende con una colección en la que la sutileza y los tejidos vaporosos dan forma a un concepto muy joven que plasma un encanto apreciable en los trajes imperio.

Victorio&Lucchino visten a la novia como si de una diosa del Olimpo se tratara. Imagen de Victor Puig

En otros diseños, la sensualidad acaricia los cuerpos. Vestidos que se ajustan al cuerpo y las faldas cobran protagonismo gracias al volumen. La novia de V&L se atreve con las mini faldas.

De faldas largas con volumen a minis que parecen más maxi cinturones. Imagen de Victor Puig

Los encajes conviven entre sí y los tules se enfatizan convirtiéndose en las estrellas de la colección.

El pelo se oculta tras un velo impresionante y una diadema. Imagen de Victor Puig

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *