La exposición “Dior: de París al mundo” en el Museo de Arte de Denver, celebrará los más de 70 años de la alta costura.

Exposición de Dior con un viaje en el tiempo y los numerosos países explorados por el visionario y sus sucesores.

“Como un modisto parisino, tenía que ser consciente no solo de las necesidades de las mujeres francesas, sino también de las mujeres elegantes de todo el mundo”. Christian Dior.

 

En marzo de 1957 Christian Dior fue el primer modisto francés en aparecer en la portada de la prestigiosa revista Time.

En sus manos sostenía un par de tijeras gigantes, como si estuviera a punto de cortar y moldear el mundo a través de su mirada visionaria.

No muy lejos de la verdad, se podría decir que esta imagen es un reflejo exacto de su realidad.

 

Diez años antes, el 12 de febrero de 1947,  tras aparecer en la revista Harper’s Bazaar,  el modisto se convirtió inmediatamente en el embajador de la elegancia francesa.

Su madre Madeleine, que había esperado que su hijo se convirtiera en diplomático, ¡Se habría quedado estupefacta por la forma en que resultó su vida!

 

 

 

 

 

 “Dior: de París al mundo”.

El título de esta nueva exposición muestra a la perfección el extraordinario destino del modisto parisino adorado por Hollywood y las estrellas más grandes del planeta.

 

Revelando más de 180 diseños de alta costura y 25 de los artículos que dieron vida a las colecciones,.

Así como preciosas fotografías, vídeos y películas, bocetos originales, casi 200 accesorios y objetos relacionados con los perfumes y el maquillaje de Dior.

Así como una serie de piezas “raras” de archivo.

– Algunos archivos no han sido vistos con anterioridad, recientemente adquiridos por la Cámara -.

 

El Denver Art Museum (DAM) hace un tributo sublime a la ambición internacional contemporánea de Christian Dior y la visión creativa de sus sucesores.

Al principio, el modisto fundador había comprendido la importancia de estar abierto a los deseos de las mujeres de todo el mundo.

El 1 de septiembre de 1947 se embarcó para América.

“Decidí hacer las cosas a fondo y hacer un recorrido completo por los Estados Unidos”, escribió en sus memorias.

 

 

 

 

 

 

Y ya en 1948, donó un vestido llamado Chérie, extraído de su primera colección, a uno de los museos más importantes del mundo: el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.

Este viaje y este regalo subrayan su deseo claro e intencional de escribir la historia de su casa de París con una perspectiva internacional, a largo plazo y artística.

 

Lo logró en tan solo diez años intensos.

El modisto conquistó el mundo abriendo repetidamente tiendas en el extranjero y siendo pionero en nuevos conceptos de venta minorista.

“Fue el primero en comprender que, desde una casa de alta costura muy exclusiva, que atiende a mujeres de la más alta elegancia, pudo conquistar el planeta“, explica Florence Müller, curadora de la exposición.

 

Inventó un sistema visionario. 

“Primero las sucursales en Nueva York, Londres y Caracas, luego los famosos acuerdos de licencia con los mejores fabricantes para ofrecer productos de la mejor calidad. Incluidos bufandas, lencería, bolsos, zapatos y joyas.

Ha firmado una gran variedad de acuerdos desde Canadá hasta Japón ”.

Sigue explicando Florence Müller.

 

 

 

 

 

 

Celebrando esta asombrosa odisea, la exposición se desarrolla en una escenografía diseñada por el arquitecto Shohei Shigematsu como un rastro de migajas de alta costura, un laberinto curvado.

Esas mismas curvas que, para Christian Dior, eran el símbolo de la feminidad.

Quince espacios temáticos rinden homenaje a los iconos (la chaqueta Bar, la pieza de manifiesto de New Look, abre el baile revolucionario), al amor por el arte y las culturas extranjeras.

 

Sin olvidar a las Damas en Dior, musas leales o clientes apasionados, perfectos desconocidos o estrellas famosas como  Marilyn Monroe o Natalie Portman.

Estos quince espacios atraviesan el tiempo y los continentes (África, Asia, Europa, América) y los numerosos países explorados por el modisto y sus seis sucesores.

 

  • Creaciones audaces de Yves Saint Laurent.
  • Chaquetas de cuero que hacen un guiño a Brando en The Wild One
  • Las suaves líneas de Marc Bohan
  • La extravagancia de Gianfranco Ferré
  • La extravagancia con influencia egipcia o mexicana de John Galliano
  • La inspiración de Raf Simons de Japón o el artista Sterling Ruby
  • El enfoque feminista de Maria Grazia Chiuri.

Acentuada con obras de arte, desde Claude Monet hasta Marc Quinn, Jackson Pollock y piezas del siglo XVIII.

 

 

 

 

 

 

La exposición recorre una saga de más de 70 años de creatividad y lujo.

La curadora de la exposición es Florence Müller, quien también había orquestado recientemente “Christian Dior: Designerof Dreams“.

Que tuvo un éxito rotundo en el Museo de Artes Decorativas de París.

 

Esta exposición, organizada por el Museo de Arte de Denver, fue posible gracias a los préstamos otorgados por los archivos de Dior Héritage.

También se ha beneficiado de préstamos de coleccionistas como Hamish Bowles, así como de los principales museos de Estados Unidos, como el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, el Museo Henry Ford de Detroit y el Museo de Historia de Chicago.

 

 

 

Imágenes: DIOR

 

Autor: Andrea Pascual

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *