Karl Lagerfeld, la biografía que le pone verde

Todos conocemos al famoso diseñador por su trabajo, su secretismo y su genialidad pero gracias una pornolar pornoizle amsik biografía de Arnaud Maillard, actualmente es el director creativo de la firma Sybilla, vamos a descubrir también sus trapos sucios. ¡Cuidado que viene fuerte!

Un resumen de las vivencias de Arnaud Maillard, la mano derecha del
Kaiser de la moda durante 15 años
, nos acerca un aspecto escondido del
genial diseñador. A pesar de que no suele trascender nada de su vida
privada gracias este libro podemos conocer anécdotas escalofriantes
como que es un narcisista de tomo y lomo y tarda horas en arreglarse.
Suele empolvarse el cabello con champú seco. El vestuario tan mítico
con sus cuellos altos tiene truco, lo usa para ocultar las arrugas del
cuello.

Desmontando mitos: narcisista, maleducado y déspota.

Tiene un régimen de terror sobre sus asistentes personales que no
pueden llevarle la contraria en nada y deben estar disponibles las 24
horas del día.
El autor confiesa que trabajó gratis durante dos años
para él.

Para beber exige Coca Cola Light en vasos de cristal de Baccarat,
que se deberá reemplazar cada treinta minutos y se embadurna de crema
de La Prairie dos veces al día.

El vestuario también tiene un espacio destacado en la biografía, usa
una faja a modo de corsé para reducir su tripa y que desde que hace
dieta viste tejanos de mujer de la talla 34, tan estrechos que revienta
con frecuencia su cremallera
. Antes Lagerfeld pesaba mucho pero un buen
día decidió adelgazar radicalmente tras alimentarse durante años de
manera incontrolada y engullir salchichas, queso, dulces y comida
basura. ¿Su motivación? Entrar en los modelos de pasarela.

El libro es un fenómeno editorial que llegará en breve a nuestro país.

Son 255 páginas para desmitificar al genio donde nos descubren el
régimen de terror al que somete a sus empleados, especialmente
impactante la anécdota del despido de una asistente a la que comunicó
su salida de la firma con una ‘simpática’ caricatura suya con su cabeza
decapitada en las manos.
Yo en su lugar tendría hasta miedo porque más
que un despido parece una amenaza.

Autor: Ana Belen Pacheco redactora freelance

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *