Juan Vidal presenta su nueva colección primavera-verano 2019, “Lucía”

Juan Vidal presentó ayer su nueva colección para la primavera verano 2019 dentro del calendario oficial de MBFWM.

Desde la real casa de Correos Juan Vidal nos presenta a “Lucía”, un viaje a través de la lencería como expresión de distintos poderes: el poder femenino y el poder de la sugestión.

“It is fatal to be a man or a women pure and simple, one must be a woman manly, or one must be a man womanly.” – Virginia Woolf

Existe una ambigüedad en la colección que se hace evidente a través de dos nombres para una misma mujer: Lulú y Lucía. Lulú es el hipocorístico de Lucia, un apelativo afectivo que exterioriza y normaliza la diversidad sexual femenina, mientras que Lucía juega a la feminización de lo masculino.

Lucía reconoce la belleza y el valor de la diversidad celebrándola de una forma libre no basada en lo establecido. Lulú es la libertad de vestir como deseas y no como se supone que debas vestir.

Bodies de encaje, medias de liga, sujetadores, camisones y ligueros son serigrafiados sobre prendas acabadas de algodón con carácter masculino, aparecen estampados trompe l’oeil sobre sedas o crepe, y también sirven como soporte para modelado y drapeado de vestidos con un marcado carácter femenino.

 

Propuestas del diseñador Juan Vidal para primavera-verano 2019

 

Lo invisible se hace visible, a través de construcciones donde el interior sale al exterior exponiendo vivos, vistas, costuras francesas y forros del revés.

La ligereza y el brillo de la seda empleada para las camisas femeninas del siglo XVIII, se transforman en prendas de gran volumen con inserciones de encaje a modo de piezas de lencería  para llevar sobre trajes de noche o faldas de gran volumen.

Un combate entre la seda y las sábanas latente por el erotismo chic contrasta en una colección que asocia lo ancho y lo estrecho, con faldas corola alrededor del cuerpo ceñidas a cintura o a través de enaguas superpuestas, que son testigos de la ligereza de una época que encarna la libertad sexual y el poder femenino.

Una mezcla de presente, pasado y futuro en la que conviven tejidos de alta costura con otros empleados en la indumentaria deportiva contemporánea. El retorno de unas determinadas formas y tejidos como el tafetán y la seda cruda fluida, se mueven en torno al cuerpo de la mujer reclamando libertad y la libre disposición de movimientos.

La sensualidad se hace evidente en besos de encaje entolados en maxi rejillas y delicados satenes o en un crochet de hilo de seda enriquecido con cristal y lentejuela negra, que simula fetichistas medias de red. Erotismo que se hace aún más evidente en la estampación de primeros planos de esculturas clásicas sobre un doble plisado de inspiración Fortuny.

Es una colección trabajada fundamentalmente en blanco y negro por la capacidad de abstracción y alto contraste de estos dos colores juntos. Cobra su máximo exponente en un estampado fotográfico collage de bocas reinterpretando el trabajo monocromo de Daido Moriyama.

Las pinceladas de color aparecen en maxi barras de labios gráficas en tonos rojo, burdeos, coral y naranja sobre fondo blanco, colores que se extienden como manchas de carmín en un patchwork de organza bordada en paillettes transparentes bañadas al tono.

Dentro de los diversos referentes que se suman en la colección, hay uno por el que recibe su nombre, Lúlu de Almudena Grandes, quien invierte la normativa del modelo tradicional femenino y enfatiza la libertad del cuerpo como territorio en el que encontrarse a si mismo frente a las restricciones externas.

 

El diseñador Juan Vidal

 

Todo ello complementado con la evolución natural de unos zapatos de tacón de aguja, en construcciones de vinilo coloreado, con y sin incrustaciones de cristal y una sandalia de tiras en forma de un corazón irregular que se repite en tiradores de metal y pendientes oversized bañados en cristal rosa, rojo y negro azabache dentro de la línea MAGRIT by JUAN VIDAL.

Disfrutaron del desfile en la primera fila, el Presidente de la Comunidad de Madrid D. Ángel Garrido junto el consejero de Cultura, Turismo y Deportes de la Comunidad de Madrid D. Jaime de los Santos. Además destacaban otros amigos de la firma como la modelo Nieves Álvarez, la actriz Miriam Giovanelli, Paula Ordovás, María Bernard y Michelle Chwoschtschinsky o la diseñadora María Escoté.

Imágenes: Juan Vidal

Autor: Alba Gatell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *