Giorgio Armani encandila en la Milan Fashion Week

Giorgio Armani era profeta en su tierra y sus feligreses no le defraudaron. Antes de que acabara su desfile, ya le estaban ovacionando mientras él se medio ocultaba al final de la pasarela, encantado con la buena acogida que, como siempre, ha tenido su colección.

Con la elegancia y la clase por bandera, Giorgio Armani imagina, para el próximo otoño-invierno, a una mujer vestida con tejidos de franela tan finos que rozan las transparencias y con colores que se mueven entre el gris y el verde lima. Tonalidades que nos pueden parecer demasiado contrapuestas pero que generan una combinaciones cromáticas que no pueden faltar en nuestro armario (aunque no tengamos, obviamente, diseños de Armani).

Para la noche, el diseñador italiano apuesta por un valor seguro: el negro. No hay color más elegante, ni que pueda realzar más la silueta de una mujer. Armani lo acompaña, además, de una pedrería discreta y alejada de la ostentación que, como sabéis, debemos evitar a toda costa.

En cuanto a los looks de día, apuesta por faldas y vestidos a la rodilla y por pantalones con pliegues, a la altura del tobillo. Como veréis son propuestas prácticas y que se pueden llevar de la pasarela a nuestras vidas, si no fuera por sus precios. De ahí que podamos tomar sus diseños como referencia para organizar nuestros outfits low-cost. ¿Qué os parece la colección?

Imagen: Cordon Press

Autor: Elena Fernández

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *