Escoge los colores que más te favorecen

Muchas veces, cuando vamos a comprarnos ciertas prendas de vestir, siempre alguien nos dice «ese es tu color». Aunque para establecer la gama de colores fríos y cálidos debemos acudir a un profesional de la asesoría de imagen, siempre podremos intuir más o menos y en líneas generales cuáles son las tonalidades que más se adaptan a nuestro rostro y a nuestra forma de vestir.

Como decimos, probablemente será un estilista el que mejor pueda decirnos qué colores son los que mejor nos van, puesto que son los que están preparados para ello y profesionales de la moda, pero si queremos establecer los pantones que se adaptan mejor a nuestro físico, podemos dejarnos llevar por nuestra intuición de manera clara y sobre todo natural.

Por ejemplo, si somos muy blanquitas de piel, y además nuestro pelo y nuestros ojos son muy claros, dependiendo de la ocasión no deberíamos abusar de los colores demasiado básicos, ya que esto se mimetizaría con todo lo que responde a nuestra dermis y el estilismo no sobresaldría. Tampoco sería lo más acertado apostar por los colores más fuertes, sino que tendríamos que buscar un equilibrio entre colores para resaltar lo bonito que tenemos y que no permanezca apagado. Juega con el negro, el gris, la paleta de rosas, los pasteles no demasiado claros, y de vez en cuando atrévete con colores como el vino, el burdeos, el verde botella…

Lo mismo sucede si justo somos muy morenas de piel y de cabello, por lo que deberemos resaltar es precisamente esto que es lo más bonito que podemos llegar a tener. Se trata de una manera de conseguir que nuestra dermis sobresalga, por lo que podemos pensar en el blanco, el nude, el color melocotón, y sobre todo, en tonalidades como el rojo pasión. ¡Una ocasión única para presumir y lucir!

Imagen: Moda toda moda

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *