¿Entrevista de trabajo? ¡Acierta con tu look!

Ha llegado uno de los días que más estabas esperando. Por fin te han llamado de esa empresa que tanto te gusta para hacerte una entrevista de trabajo. La elección de nuestro look es clave para causar una muy buena impresión y ayudar a mostrarnos más seguras y a gusto con nosotras mismas. Si quieres acertar con tu look no pierdas detalle de los consejos que te damos a continuación. 

Prendas básicas

A la hora de decidirnos por nuestro outfit, siempre tenemos que apostar por prendas cómodas y sencillas que favorezcan nuestra figura. Nada de escotes, hombros al descubierto o vestidos muy cortos. Se trata de hacernos con un look elegante y serio, pero a la vez, informal y casual. ¿Quieres encontrarlo? ¡Presta atención!

Traje pantalón

Dentro de los clásicos, siempre encontraremos el mítico traje pantalón. Una apuesta segura, siempre que no sea demasiado rígido. El negro es un básico con el que acertaremos, pero añádele un toque extra para romper con la seriedad de este color: prueba a combinarlo con una blusa en color llamativo.

La última tendencia es el traje con pantalón tobillero. Te estilizará la figura si lo combinas con un zapato de tacón. Aporta un toque extra con un broche original sobre la solapa de la chaqueta o una pashmina por los hombres para marcar contraste.

Camisa blanca

Al igual que el traje pantalón, la camisa blanca se convierte en uno de tus mejores aliados. Combinada con un pantalón negro, conseguirás un outfit perfecto. Sin embargo, debes tener en cuenta que, a veces, este look puede dar la imagen de una mujer un tanto tradicional y clásica.

Para dar la vuelta a esta idea, utiliza los accesorios para marcar la diferencia. Siempre en tonos monocromáticos, una buena elección es apostar por un collar o gargantilla XXL o un original bolso de mano.

Black & White

 Una de las propuestas más elegantes y casual son los vestidos “comodín”. La clave es apostar por los colores básicos: blanco y negro, una combinación que casa a la perfección en este tipo de prendas. Siempre llévalos por encima de la rodilla, sin ceñirse demasiado al cuerpo y con una chaqueta en los mismos tonos. Añádele zapatos negros y una buena cartera para añadir un toque glamuroso.

Un estilo diferente

No siempre es necesario vestirnos con los tonos más tradicionales de la paleta de colores. Podemos dejar atrás el blanco y negro y apostar por un look mucho más informal, en el que unos simples jeans se conviertan en la prenda perfecta.

Sólo debes seguir unos sencillos pasos para añadir a tu estilo una nota de glamour y elegancia:

  •  Combina con tus vaqueros una blusa en color y textura impactante, como el raso o la seda. Mejor, si es monocromática.
  • Añádele un toque de informalidad con una americana entallada o blazer.
  • Busca un accesorio estrella con el que consigas llamar la atención de tu outfit. Por ejemplo, un collar.
  • No te olvides nunca de completar tu look con un buen zapato de tacón: peep toe o pump para un estilo más chic; stilettos para añadir formalidad.

 

Imágenes: Zara, Mango.

Autor: Carmen Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *