El mundo de la moda se une al movimiento feminista

La brecha salarial, la falta de concienciación social y los casos de discriminación laboral son factores que se manifiestan en la sociedad actual. Realidades que muchas mujeres tienen que lidiar y vivir. Este es el panorama diario de miles de mujeres y por el que luchan unidas para intentar cambiar. Actualmente vivimos un movimiento internacional que lidera lo que se considera una nueva etapa marcada por las protestas feministas.

Durante los últimos años, muchas marcas reconocidas del mundo de la moda se han sumado a las diferentes iniciativas sociales con la creación de camisetas con mensajes reivindicativos. El movimiento ha encontrado eco y un gran apoyo en las marcas de lujo, que dan visibilidad a los problemas actuales. 

Un gran ejemplo es la famosa camiseta de Maria Grazia Chiuri para Dior, homenaje al discurso de Chimamanda Ngozi Adichie, la escritora y activista nigeriana: We should all be feminists. Esa es la t-shirt que llevan todas las celebrities y que se ha convertido en trending topic a nivel mundial.

Aún así, esta iniciativa no ha logrado esquivar la polémica y el debate entre la opinión pública. Algunas marcas y personas creen que comercializar estas camisetas con mensajes feministas es sólo una manera de ganar dinero fácil a costa de un problema realmente alarmante. ¿Vaciar de significado el movimiento con mensajes superficiales? Lo cierto es que cada persona que sale a la calle a luchar por sus derechos es alguien que no vacía nada, al contrario. Que cada uno que luche a su manera, a su estilo, pero que lo haga.

 

 

Detrás de cada mensaje, ¿se esconde alguien que quiere reivindicar algo o que quiere llamar la atención? Al final, eso es lo menos importante. Es indispensable que cada uno se pueda expresar libremente y comparta sus pensamientos con respeto. Cada uno tiene derecho a lucir cualquier símbolo o mensaje y a luchar por lo que crea, y nadie debería ser juzgado por ello. Cualquier apoyo manifestado con respeto y hecho para que un movimiento sea más visible en la sociedad es positivo. Y la moda es una vía para expresarse y un gran canal para llegar al resto.

Lo cierto es que la moda de las camisetas con mensaje se está extendiendo como la pólvora, y no sólo son las marcas de lujo y diseñadores más top los que diseñan las t-shirt, también se han sumado las marcas low cost. Esto da la oportunidad a que todo el mundo pueda acceder a esta nueva tendencia y que cada vez se vean más camisetas de este estilo.

Las calles se llenan de prendas con mensajes reivindicativos como: My boyfriend is a feminist, People are people, Girls can do anything -Zadig et Voltaire-, entre otros. ¿Qué tienen en común? Que todas tienen un fin no lucrativo detrás, ya que los beneficios de su venta van a parar a organizaciones sociales. Los alegatos al feminismo llegaron a su momento de esplendor en 2017, cuando Dior fue una de las marcas impulsoras y empezó a donar el dinero a una buena causa. Hoy en día son Bershka, Stradivarius y H&M quienes está poniendo a la venta camisetas siguiendo el mismo patrón. Inditex -como siempre-, al acecho, y al ataque. A diferencia de las firmas de lujo, las low cost han decidido sumarse al carro vendiéndolas pero sin donar sus beneficios.

Las palabras son importantes, igual que manifestar las injusticias que vemos, todas y cada una de ellas. Además, luchar por lo que queremos y creemos nos hace más auténticas. Dulceida ha sido la última en sumarse a la huelga del Día de la Mujer, cancelando un evento publicitario al que tenía que asistir hoy, donde había sido invitada por una marca de productos femeninos. No hay que olvidar que la catalana posee una gran influencia en las nuevas generaciones y que su ejemplo es seguido por muchas de las jóvenes que serán las mujeres del futuro.

La moda también ha querido ser participe de este fenómeno. Y nos preguntamos, ¿los movimientos feministas son los nuevos motores del cambio social?

 

Imágenes: Vanitatis

Autor: Júlia Benach

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *