Dime qué zapatos llevas y te diré qué tipo de invitada eres

Las bodas son eventos importantes, tanto para los novios como para los invitados.

Están llenas de pequeños detalles que las hacen únicas y especiales. El peinado, el vestido, el maquillaje y, por supuesto, los zapatos, son elementos fundamentales que cualquier invitada debe cuidar para ir perfecta a una boda.

Hay muchos tipos de zapatos, casi tantos como tipos de invitadas. A la hora de elegir calzado no solo hay que tener en cuenta si conjunta con el resto de elementos o no, sino también otros factores como la temperatura del día, la comodidad de los zapatos o la estación del año.

Aun así, lo más importante no deja de ser que el zapato le guste a una misma. Porque, al fin y al cabo, lo que llevamos puesto transmite mucha información sobre cómo somos: tranquilas, estilosas, divertidas, bailongas, con carácter… Por eso, es importante elegir, de entre todos los tipos, el zapato que mejor se adapte a nuestra personalidad.

 

 

La marca Deichmann lleva trabajando en calzado desde 1913, presentando modelos que han recorrido el mundo, tanto clásicos tacones como zapatos planos de mujer. Presente hasta en 25 países europeos, en España llegó en 2010 y cuenta ya con casi 60 tiendas repartidas por la geografía nacional, así como tienda online.

Una marca con experiencia y variedad como Deichmann siempre es una buena opción para buscar (y encontrar) un zapato ideal para cada ocasión. Tanto en su página web como en sus tiendas físicas podrás encontrar un zapato perfecto para la boda a la que vayas, ya sea de un conocido, un familiar o un amigo especialmente cercano. Antes de nada, piensa muy bien cuánto tienes pensado bailar, porque eso es algo que puede reducir mucho las opciones.

¿Y cómo sé qué zapato cuadra más con mi personalidad? ¿Bailarinas, sandalias, tacón alto, tacón bajo…? Las opciones son muchas, ¿verdad? Aquí te dejamos unos ejemplos de los zapatos que puedes llevar a esa boda a la que te han invitado. ¡Seguro que alguno cuadra con tu personalidad y tu vestido!

  • Tacones anchos y con plataforma: la invitada que aspira alto. Una cómoda alternativa a los tacones. Te permitirá estar a la altura de las circunstancias pero sin que por ello tus pies tengan que sufrir.
  • Sandalias de tacón fino metalizado: la invitada sofisticada y detallista. Una opción perfecta para el verano, que te hará brillar allí por donde pises.
  • Bailarinas en tono pastel: la invitada más bohemia. Este calzado lleno de personalidad te permitirá ir cómoda y bailar todo lo que quieras hasta el final de la boda.
  • Zapatos de salón negros de tacón medio: la invitada más clásica y lista. Un clásico que nunca falla, los zapatos de salón negros siempre son un acierto en las bodas. Elegantes y con mucho estilo.
  • Zapatos blancos: la invitada más divertida y segura de sí misma. Hay una infinidad de posibilidades entre las que elegir: planos, con plataforma, de tacón fino, tacón grueso… El blanco, sin duda, es un color con el que nunca fallarás.

 

Imágenes: Deichmann, Pinterest

Autor: Alba Gatell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *