Curioseando… ¡La historia de la rebeca!

¿Nunca os habéis preguntado cuál es el motivo de que algunas prendas se llamen como tal? ¿De dónde viene el pantalón? ¿Quién inventó la falda? ¿O por qué razón las mujeres comenzaron a llevar complementos? Cuestiones tan interesantes como estas son, verdaderamente, importantes para saber cómo ha sido la evolución de la moda durante todos estos años.

Y hoy os descubrimos cómo comenzó a generalizarse la rebeca. Sí, esa prenda que, ahora también, se llama cárdigan. Una pieza que más nos recuerda a nuestras abuelas, pero que, se ha modernizado en la moda actual adaptándose a las nuevas tendencias. Pues bien, ¿alguien conoce su verdadera historia?

Para descifrar este secreto tenemos que remontarnos hasta 1940, cuando Alfred Hitchcock utilizó el nombre de Rebecca para titular así su nueva película. Este es un nombre real de mujer, que todavía hoy se sigue utilizando, y que tiene orígenes hebreos. Joan Fontaine interpretó a la protagonista de la película, pero no os equivoquéis, ella no era la tal Rebecca.

Todo fue gracias a ésta y a la difunta mujer del marido de la protagonista, Rebecca. La joven Joan Fointaine llevaba en algunas escenas del film una prenda de lana con detalles en botones y abierta en la parte del pecho. Similar a una chaqueta, que la tapaba y que adornaba con un collar de perlas. Como podéis ver en la imagen.

Esta película tuvo tanto éxito, además de ser el primer rodaje del director en Estados Unidos, que se extendió y se generalizó por todo el mundo.

A partir de entonces, esta prenda comenzó a ser una de las más demandada. Y claro, fue también en este momento cuando se decidió llamarla rebeca, en honor a este film. Y, con el paso de los años, ya veis cuánto se ha introducido en el vocabulario de la moda. 

Imagen: Rebecca.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *