Cuña o tacón, cuándo usar uno u otro

 

¿En qué momento es mejor utilizar tacón o cuña?

 

En un mundo donde la moda impone ciertos modelos de zapatos, lo último que se piensa es en la comodidad. Aunque muchas mujeres prefieren sentirse doloridas que fuera de serie, algunas se enfoca en simplemente sentirse cómodas y seguras. Por ello hemos querido mostrarte que es lo mejor para usar en calzado: cuña o tacón, ¿cuándo usar uno u otro?

 

Un buen calzado es fundamental no solo por cuestión de moda sino para garantizar la salud de los pies.

Uno de los mayores problemas es que las nuevas tendencias se inclinan por tacones y no a todas las mujeres les resulta la opción más adecuada. Cierto es, que hay algunas ocasiones donde no se puede andar en chanclas o en cuñas, pero siempre hay una mejor opción que pasar largas horas de agonía.

 

Equilibrio ante todo

El tema de los zapatos es un poco complicado. Usar cuña o tacón parece ser una de las controversias más comunes en los últimos años.

Al igual que los zapatos planos, tipo bailarina, los tacones no se pueden llevar todos los días, más aún si tienes el pie plano. Las personas que cuentan con la curvatura del pie pueden caminar mucho mejor en tacos que las mujeres de pie plano.

Además, son más propensas a sufrir de degeneraciones como la fascitis o una inflamación constante que puede llevar a inmovilizar los pies. Para este tipo de personas, en especial las cuñas, son una excelente solución.

 

 

 

Las personas que usan a menudo muchos tacones, a la larga desarrollan en los pies imperfecciones en la función biomecánica y además la musculatura se ve afectada. Muchas veces esto no se siente en la juventud sino que los efectos se ven reflejados años después.

Ante todo hay que tener un equilibrio, aunque los tacones son un delirio para muchas no debes utilizarlos de manera obsesiva.

 

Cuándo usar cuñas

Al igual que las cuñas, las zapatillas bajas, e incluso, las chanclas y los zapatos deportivos deben ser la única opción. La recomendación es alternar los estilos y si al colocarlos sientes alguna molestia, dolor o sensación de ardor, debes desechar ese tipo de calzado.

La moda no debe afectar tu salud y afortunadamente existen muchos estilo y muchos modelos de calzados, solo debes elegir los que más te aporten comodidad.

Recuerda todo en exceso es malo, por más que te encanten unos tacos, alternarlos de vez en cuando. Además de verte siempre diferente colaboras con tus pies y tu espalda.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest 

Autor: Lorena G Perez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *