Cómo elegir traje de baño según la forma de tu cuerpo

Ya resta menos para los días de calor, y es bueno ir pensando en el próximo traje de baño, para disfrutar de la playa y el mar sin problemas. La elección del traje de baño puede ser en ciertas ocasiones difícil, ya que no todas tenemos el cuerpo que realmente quisiéramos. La clave está en la aceptación de una misma y en buscar algo que nos favorezca, disimulando nuestros desequilibrios y resaltando los aciertos. He aquí algunos consejos.

Los dos clásicos que se reinventan

Básicamente, siempre hay dos opciones para elegir traje de baño: enteriza o bikini, siendo la última la más vigente. Algunas marcas te permitirán elegir por separado el top y la parte de abajo, combinándolas de distintas maneras.  El cola-less queda a elección de cada una, pero últimamente no es de lo más elegido y visto, y quizá se busca más la sugerencia que la exhibición completa.

Figura tipo triángulo

Sería el cuerpo que tiene las caderas visiblemente más grandes que los hombros, en cuyo caso habrá que tratar de equilibrar ambas partes, y que la mirada vaya más bien al torso. En este caso, se recomienda el uso de los bandeaux – tops sin tirantes – que darán la sensación de hacer más ancho el torso superior.

En cuanto a los modelos, mejor con estampados, volados, bordados o con algún detalle en el corpiño. Para la bombacha, lo mejor será que pase lo más desapercibido posible, sin colores llamativos ni volados.

 

Silueta triángulo invertido

Al contrario que el anterior, este tipo de cuerpo destaca por ser más grande y ancho en la parte superior que en la inferior. Aquí habrá que poner la atención en las caderas. Los corpiños tipo triángulo o con aro serán de los más indicados, y en lo posible con tirantes más bien anchos, de lo contrario, se estará acentuando la línea de los hombros.

La parte inferior es la que deberá entonces ganar protagonismo: se trate de un bikini o trikini, que sea más bien de estampados o colores que llamen la atención. Se les puede sumar volantes o adornos. Así también, uno de los aliados de este tipo de cuerpo es el culotte, que seguirá estando presente.

Silueta reloj de arena

Suele ser un cuerpo curvilíneo pero armónico. Si quieres usar un bikini, y tienes busto de normal a grande, entonces opta por un corpiño tipo triángulo o de los que se atan detrás del cuello. Si tienes los pechos muy grandes, evita los colores muy llamativos o el uso de volantes en esta zona.

Para la parte de abajo, se puede elegir un color que combine con la de arriba, o un estampado que no sea tampoco demasiado llamativo. Tipo culotte es de lo más recomendable.

Figura tipo rectángulo

En este caso, la línea de los hombros y de las caderas están a una misma altura, pero no se tiene mucha cintura, siendo un cuerpo más bien recto. A la hora de elegir traje de baño un trikini te puede favorecer, ya que dará una sensación de más cintura.

Se aconseja asimismo una enteriza de recorte horizontal, volado o con un corte en la zona del busto. Si tu cuerpo es más redondeado, entonces una enteriza de un tono sobrio será de lo que más te favorezca. Si prefieres ya las bikinis, entonces evita las muy pequeñas, los volados y las aplicaciones tridimensionales como las flores en el corpiño.

Imágenes: fabmansion.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *