Berta Martín, creadora de Poète: “Me gusta vestir a gente que tenga algo que aportar, que cuente algo y que me inspire”

Después de ocho años y una de las mayores crisis económicas, Martín ha conseguido posicionar su marca como un referente del estilo francés en España.

Comenzó con una pequeña tienda en la calle Castelló de Madrid y actualmente cuenta con 17 puntos de venta entre tiendas propias y corners en los centros de El Corte Inglés. Además, dispone de venta online y más de 100 puntos de venta multimarca.

Berta Martín es licenciada en Derecho y Bolsa por el Instituto de Estudios Bursátiles (IEB), después continuó su formación en Marketing y Gestión Comercial en la Escuela de Negocios y Centro Universitario (ESIC). Al finalizar, trabajó durante un año en L’Oréal y, al mismo tiempo, realizó un MBA en el ISEM Fashion Business School de la Universidad de Navarra.

Esta madrileña, además, forma parte de la junta directiva de la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex) desde 2015. En el momento de su nombramiento, fue la primera mujer en ocupar ese cargo.

En nosotras.com hemos tenido la oportunidad de hablar con ella y descubrir un poco más sobre el mundo que rodea a este ejemplo de mujer emprendedora llena de pasión por su trabajo.

 

 

¿Cómo te iniciaste en el mundo de la moda?

R: Empecé después de terminar la carrera en una tienda pequeñita situada en la calle Castelló (Madrid) que ya se llamaba “Poète”. Tenía claro el nombre, la estética y el producto, pero no tenía en mente la idea de montar una marca como la que es hoy.

Mi familia tenía tradición en el mundo de la moda, por lo que siempre había formado parte de mi vida. Cerraron su negocio y, entonces, decidí abrir yo el mío.

Creaste tu marca en plena crisis económica, ¿Crees que ha sido algo positivo o desearías haber emprendido en otro momento?

R: No he conocido otra cosa, por lo que no puedo comparar. Simplemente, fue el momento de crearlo todo.

Según dice la gente, antes “se vendía todo” y ahora es mucho más difícil. Me hubiera gustado conocer un momento mejor, pero se ha hecho así y no pasa nada.

Sabemos que eres una apasionada de París, ¿Cómo es la mujer en la que te inspiras?

R: Soy una apasionada del estilo francés. Al fin y al cabo, París es la ciudad que nos representa como marca.

Esa manera diferente de vestir, de combinar las prendas y ese savoir-faire es el estilo que a mí me gusta. He intentado crear mi concepto entorno a ese estilo.

¿Hay algo más que te inspire para crear tus colecciones?

R: Al final, me inspira mi día a día. Yo hago ropa para mi y al final veo mis necesidades para mi rutina diaria.
Qué necesito para ir a trabajar o para cuando tengo una boda o cualquier evento. Intento inspirarme en qué podemos lucir desde por la mañana hasta por la noche.

No hago un tipo de ropa para un momento concreto, sino que me inspiro en un estilo de vida para todas las ocasiones.

Tu colección otoño-invierno 18-19 incorpora nuevas prendas como sudaderas o camisetas introduciendo un estilo más moderno y desenfadado a la marca ¿Te dejas llevar mucho por las tendencias para crear tus colecciones?

R: Intento no dejarme llevar porque cuando te gusta la moda, te gusta cambiar todo el rato. Nosotros realizamos las colecciones con bastante tiempo de antelación y, si me dejara llevar, cambiaría una y mil veces la colección.

Intento que mis propuestas se adapten a las tendencias, porque a todas nos gusta compararnos lo más nuevo, siempre sin perder la esencia de Poète. Si perdiera mi identidad, sería una marca más.

Intento avanzar sin perder esa diferenciación y seguir escuchando “esa prenda es muy Poète”. Cuando me dicen eso, me llena de orgullo porque significa que lo estás haciendo bien.

Por supuesto, siempre inspirándonos en tendencias del momento porque si no, ofreceríamos siempre lo mismo.

Ahora se lleva un estilo más desenfadado pero puedes combinar prendas más básicas con una falda de vestir o introducir una camiseta sport dentro de un traje para ir a trabajar. Es lo que se lleva, pero siempre dentro del estilo de Poète.

 

 

¿Qué podremos encontrar en tu colección para eventos?

R: La colección para eventos otoño-invierno es más corta que la de verano porque, obviamente, hay menos eventos durante esta época del año.

En esta colección podemos encontrar muchos diseños de dos piezas como blusa y pantalón monocolor. Tendencia pijama, color mostaza, diseños asimétricos, monos y terciopelo.

Dentro de la colección de eventos, a mi me gusta mezclar prendas de vestir con complementos que conviertan tu look en uno de trabajo más formal.

¿Cuánta gente te acompaña en el proceso creativo de tus colecciones?

R: Yo sola me encargo del diseño de todas las prendas y cuento con dos patronistas y una modelista en el taller.

¿A quién te gustaría vestir o haber vestido?

Mi ilusión siempre había sido vestir a Olivia Palermo y este verano ha lucido piezas nuestras en dos ocasiones.

Un sueño cumplido, pues cada vez que me entrevistaban decía que quería vestirla y ahora ya puedo decir que lo he hecho. Por supuesto, me gustaría seguir vistiéndola.

También me gusta mucho Alexa Chung. En definitiva, me gusta vestir a gente que tenga algo que aportar, que cuente algo y que me inspire.

¿Cuáles son tus referentes en la moda?

R: Me encanta Chanel porque me parece una marca que, sin perder su esencia, se renueva año tras año. Me parece “una pasada” que nunca haya perdido su concepto tras tantos años en el sector.

Al final, mujeres de todo el mundo sabemos identificar una prenda “tipo Chanel” y eso es increíble.

Como mujer emprendedora y madre de niñas pequeñas ¿Cómo logras conciliar ambas cosas?

R: La verdad es que viéndolas muy poco, mucho menos de lo que me gustaría.

Obviamente, para mí la familia es lo más importante, pero tengo que seguir trabajando como uno más. Intento hacer balanza y aprovechar cada momento con ellas intensamente.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere emprender en moda?

R: Que tenga muy claro qué le gusta realmente. Cuando yo era más joven y les pedía a mis padres dedicarme a la moda, siempre insistieron en que estudiara una carrera que me abriera puertas a todo y que luego me dedicara a lo que realmente me gustara.

Para mí fue el mejor consejo que me pudieron dar. A final, a todas las niñas de 18 años nos gusta la moda, pero te tiene que gustar mucho por que es muy sacrificado y no tan bonito como parece.

A veces se entiende la moda como algo efímero o banal. Al contrario, la moda tiene mucho trabajo detrás. Si alguien quiere emprender, que lo haga porque le guste mucho y sabiendo que le va a dedicar muchas horas.

Gracias Berta por atendernos y compartir con nosotras un trocito de tu realidad como empresaria, diseñadora, madre y mujer.

Imágenes: Poète

Autor: Alba Gatell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *