Amazon ya te permite comprar ropa y pagar después de probártela

El negocio del e-commerce está en su época dorada, y sino que se lo pregunten a Amazon. A día de hoy, casi todas las marcas cuentan con tienda online, donde puedes hacerte con sus productos de una forma rápida, cómoda y fácil. No obstante, existen muchas desventajas respecto a este tipo de negocio: ¿Qué pasa si no es mi talla? ¿Y si los zapatos me hacen daño?

Amazon tiene la solución. Si el otro día os explicábamos que el gigante del e-commerce lanzaba Find, su propia colección de ropa low cost, ahora la marca va mucho más lejos facilitándonos la compra en su plataforma.

Muchas son las marcas que han tratado de salvar las distancias y el miedo del consumidor. Por ejemplo, Asos permite las devoluciones totalmente gratuitas, sólo tienes que dejar el paquete en Correos y ellos se encargan de devolvértelo todo. Zara y sus hermanas pequeñas, te permiten devolverlo en cualquier tienda sin gastos añadidos y H&M ahora también. Pero a pesar de ello, comprar online sigue siendo un problema para muchas personas.

Es por eso, que Amazon ha apostado por el pay-after delivery, o lo que es lo mismo, paga después de la entrega. Parece sacado de una película de ciencia ficción o de un capítulo de Black Mirror, pero es real. Con esta nueva tecnología que nos trae Amazon, podemos elegir todo lo que queremos desde nuestro sofá, que nos lo traigan a casa, probárnoslo y, si nos convence, pagarlo.

El programa que se llama Prime Wardrobe permite adquirir de 3 a 15 prendas por persona sin pagarlas, de cualquier marca disponible en la web. Así, el cliente las recibe, decide qué se queda y devuelve el resto de forma gratuita, sólo se les cobra lo que se quedan. Sin embargo, este servicio está disponible únicamente en Estados Unidos para los usuarios de Amazon prime.

Amazon no es la única que pone en práctica el método prueba antes de comprar. Ya existen algunas marcas en Francia o Alemania que lo hacen. En España se prevé que se instaure para finales de 2017, aunque hay tiendas como Lookiero que ya lo practican.

Aunque parezca todo muy idílico e idóneo, este nuevo sistema de pago también cuenta con algunos inconvenientes, como el riesgo de que los clientes no devuelvan las prendas, la devolución de prendas en malas condiciones – usadas, manchadas – y la disponibilidad en stock.

Estas medidas que ha tomado Amazon apelan directamente a nuestra alma consumista y eso, al fin y al cabo, es lo que más les interesa a las firmas. Sin duda, este nuevo sistema va a revolucionar el e-commerce de la industria textil. 

¿Qué os parece?

Imágenes: Netflix y Pinterest.

Autor:

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. es fantástico, pero no es nuevo… aquí en España ya lo ofrece showea.com lo he probado (nunca mejor dicho 😉 un par de veces y va genial!!!

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *