8 claves para ser una mujer más elegante

Ser una mujer elegante no es solo vestir bien y lucir bien, sino que es más bien una cuestión integral, de buen gusto, actitud y educación. En este artículo te contamos algunas claves para ser una mujer más elegante y con estilo.

  • Mejora la postura: Nuestra postura corporal es esencial. De poco servirá si estás bien vestida y maquillada, si tu figura luce encorvada o fuera del eje. Intenta siempre mantener la espalda recta y la cabeza en alto, tanto cuando camines como cuando te sientas. Será importante que la postura sea, no obstante, natural y que se te vea cómoda y confiada en ella.
  • Maquillaje en su justa medida: Si bien el maquillaje es un gran aliado, habrá que saber utilizarlo, en forma y cantidad, para no caer en el efecto contrario. Lo natural sigue siendo lo más elegante y adecuado para el día: escoge sombras más bien marrones o neutras, y un labial nude, para un efecto cuidado pero natural. Una mujer elegante no necesita de kilos de maquillaje, por el contrario, necesita destacar sus particularidades y su propia belleza.

mujer2

  • Sé fiel a ti misma: Tendrás que ser auténtica y para ello, tendrás que conocerte más y seguir tu propio estilo: no se trata solo de seguir la moda, sino de saber qué te queda mejor, según tu cuerpo y estilo, qué tonos quedan mejor a tu piel, y elegir inteligentemente. Siempre encontrarás prendas más adecuadas a ti.
  • Presta atención a los detalles: Evita la ropa arrugada, sucia o manchada, cualquiera de estos descuidos no te sumarán elegancia, precisamente. Lo mismo para tu higiene y cuidado personal, desde tu cabello hasta tus uñas, todo debe estar cuidado y en armonía.
  • Busca el equilibrio: Tanto en la talla, que sea de tu medida, como en la combinación de colores y texturas, busca el equilibrio. No utilices, por ejemplo, más de tres tonos en un mismo guardarropa, o no combines animal print con prendas de lentejuelas.Tus accesorios también deben estar en balance.

blogger_moda

  • Si tu vestuario es sobrio, entonces quizá sí puedas recurrir a un accesorio más llamativo. Ahora bien, si por el contrario tu ropa es colorida, sé muy discreta con los complementos.
  • De ser necesario, invierte algo de dinero: Seguramente tendrás que invertir en algunos artículos que te sumarán clase y elegancia: un par de stilettos, quizás, o una bolsa elegante y de fácil combinación. Un perfume o buenos accesorios, sumarán a tu imagen y presencia también. Una buena idea, para no gastar de más, es aprovechar las ofertas de fin de temporada.
  • Cuida el lenguaje: Como dijimos, no se trata solo de cómo te ves, de tu apariencia, va mucho más allá. Incluye tu forma de hablar, de expresarte y de moverte. Si quieres ser una mujer elegante, nada de groserías a la hora de hablar. Sé amable y muéstrate bien dispuesta.
  • Evita mostrar marcas: No suma el estar mostrando cuál es el diseñador o la marca de la ropa que llevas, de hecho, las mujeres elegantes son más discretas y no necesitan hacer alarde de nada para destacar su propia clase. La elegancia tiene que ver con el buen gusto y no con el dinero o con lo más caro.

Imágenes: imujer.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *