SUP Yoga: la nueva versión del yoga que llega desde California

El yoga es una disciplina ancestral seguida y aplicada por millones de personas alrededor del mundo.

Llega desde California una nueva versión, el SUP Yoga, que combina esta actividad con algo tan sorprendente como el surf.

Una opción ideal para aplacar el calor del verano y encontrar la tranquilidad y concentración gracias al yoga.

Básicamente, se diferencia del resto de las modalidades ya que las posturas tradicionales del Hatha Yoga -originario de la India-, se realizan sobre una tabla de surf, en un entorno acuático tranquilo.

Como suele suceder con las tendencias, esta alternativa se está dando a conocer ya que varios famosos o celebrities la tienen entre sus aficiones, tales los casos de Matthew McConaughey, Lady Gaga, Rihanna, Jennifer Aniston, Lance Armstrong y Kate Hudson.

Una sesión de SUP Yoga dura cerca de hora y media. La tabla que se emplea no es la clásica o más frecuente en el surf, sino más ancha, ya que debe permitir realizar las asanas sin riesgos.

 

 

Si bien se caracteriza por practicarse sobre el agua, la sesión comienza en la arena, es decir, en tierra firme. Allí se realizan una serie de estiramientos iniciales, el conocido saludo al sol y un calentamiento del cuerpo.

Luego, ya sobre la tabla en el mar, se pasa a realizar las distintas posturas.

El objetivo es que el movimiento del agua se una a los propios movimientos, manteniendo el equilibrio y logrando sentirse como parte de el agua, experimentando de algún modo la unidad.

Para finalizar, se realiza una sesión de relajación sobre la tabla.

Beneficios del SUP Yoga

Con esta nueva modalidad, además de los efectos beneficiosos ya conocidos del yoga, se logran incrementar la resistencia, fuerza, flexibilidad y coordinación necesarias para mantener el equilibrio sobre la tabla.

Además, la tranquilidad y armonía que se experimentan sobre el agua redundan en un estado de bienestar generalizado.

De más está decir, que para llevar a cabo este estilo de yoga es necesario saber nadar y contar con nociones básicas de surf que permitan mantenerse en la tabla.

Puede resultar muy complicado al principio y puede incluso frustrar pero, sin duda, reaviva la práctica del surf y supone todo un desafío.

¿Te animas a probarlo?

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *