Los mejores ejercicios para realizar mientras cocinas

No hay un momento preciso ni ideal para tonificarnos o ponernos en forma. Cualquier momento es bueno por lo que siempre que tengáis un rato muerto, intentad emplearlo en vosotras.

Un buen momento para hacer ejercicio puede ser mientras preparamos la comida o la cena. Como bien sabéis, cuando cocinamos hay muchos momentos de espera en los que aprovechamos para ver un rato la televisión o charlar por teléfono. Pues bien, debéis saber que mientras esperáis a que hierva el agua o a que se caliente el horno se pueden realizar varios ejercicios en la misma cocina por lo que este momento puede convertirse en vuestro momento de ejercicio del día. Además, es mucho más sano esto que ir picando mientras cocinamos, mal vicio que sólo nos hará engordar.

¿Qué ejercicios podéis realizar? Prestad atención porque alucinaréis de las múltiples utilidades que puede tener una simple silla.

1. Estocadas inversas: colocad las manos sobre la mesa o el mármol, dad un paso atrás con un pie y flexiona ambas rodillas creando un ángulo de 90 grados y aguantad unos segundos.

2. Flexiones:
¿sabíais que podéis realizar flexiones sobre el mármol? Con esto no nos referimos a que os subáis al mármol ni hagáis peripecias de ningún tipo. Simplemente, colocad las manos sobre el mármol, separad el cuerpo de manera que queden los brazos estirados y el cuerpo en forma recta e id acercándoos y separándoos al mármol.

3. Sentadillas:
con una silla podéis realizar los cuartos de sentadillas que consisten en un ejercicio previo antes de las sentadillas. Debéis colocaros detrás de la silla, colocar las manos en el respaldo y doblar las rodillas creando un ángulo de 45 grados. Si superáis este ejercicio, colocaros contra cualquier armario alto, apoyad la espalda y doblad las piernas creando un ángulo de 90 grados.

4. Levantamiento de piernas: sentaros en una silla y levantad una de las piernas hasta que quede completamente estirada, creando un ángulo de 90 grados. Aguantad la posición unos segundos y repetid el ejercicio con la otra pierna.

Imágenes: Corbis

Autor: Anna Güell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *