En forma: El riesgo del running

Correr es uno de los mejores ejercicios que podemos encontrar para perder peso y quemar grasas pero no es apto para todas. En Nosotras te explicamos porque.

Hacer running es sin lugar a dudas una de las actividades más liberadoras que pueden existir, ya sea que optes por el gimnasio o por hacerlo al aire libre la sensación es que con cada paso te sacas de encima todas las tensiones y pensamientos negativos acumulados durante el día, pero esta práctica cuenta también con un lado negativo.

Correr implica un impacto importante para nuestras articulaciones en especial para las rodillas y tobillos, aunque otros huesos y músculos pueden también sobrecargarse durante la practica causando molestias. La espalda también puede verse afectada por eso si en el pasado has sufrido de alguna lesión o padeces de molestias en cualquiera de las áreas mencionadas anteriormente lo mejor es que acudas a un médico antes de incorporar el running a tu práctica.

Si eres obesa tampoco es conveniente correr demasiado pues el peso extra hará que el impacto en el cuerpo sea mayor, en su lugar te recomendamos caminar con paso acelerado, la bicicleta o las clases de ejercicios aeróbicos que te ayudarán a quemar mucha grasa y perder algunos kilos, así podrás correr de forma más segura y protegiendo tu cuerpo.

Quienes sufren de enfermedades cardíacas tampoco encontrarán en esta práctica una opción conveniente pues podrían poner al límite a su corazón causando complicaciones.

Antes de comenzar a correr recuerda también que debes realizar un calentamiento previo de entre 5 y 10 minutos para poner tu cuerpo a tono. Comienza progresivamente y no te fuerces pues podrías lesionarte, una buena forma de ejercitarte es intercalando el running con la caminada, así quemarás muchas calorías y te asegurarás de que tu cuerpo no se sobre cargue con el esfuerzo. No olvides dedicar después varios minutos al estiramiento para evitar agujetas.

Siempre es conveniente consultar a tu médico antes de comenzar una rutina de ejercicios sobre todo cuando se trata de prácticas o deportes de alto impacto como el running, recuerda que tu salud es lo principal.

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *