En Forma: ¡No olvides estirarte tras el deporte!

Cuando vamos a practicar deporte todas somos conscientes de que es necesario realizar unos pequeños ejercicios de calentamiento para evitar lesiones. Pero, por regla general, nos olvidamos de que también debemos realizar estiramientos nada más terminar para que nuestros músculos se recuperen y no se resientan.

Realizar unos pequeños ejercicios ayudará a nuestro cuerpo a reabsorber el ácido láctico generado durante la práctica del deporte y a que se relajen tras la tensión sufrida. Por ello, aunque no hayas trabajado todos los grupos musculares sí que debes estirarlos, porque seguramente se habrán contraído o tensado.

Para las extremidades inferiores, sentada en el suelo extiende las piernas de manera alterna mientras intentas tocarte el pie o tobillo. De pie intenta alcanzar el suelo.  Para los brazos y hombros, llévalos hacia atrás suavemente, después hacia arriba intentando alcanzar un objeto lejano e imaginario.

Y no olvides hacer círculos con tu cuello en ambos sentidos y colocar las manos sobre la cabeza y ejercer una ligera presión hacia abajo, intentando que tu barbilla toque tu esternón.

En ningún caso debes forzar, si obligar un poco a que tus músculos se alarguen, pero con cuidado hasta donde puedas soportar la tensión generada. Los movimientos deben ser suaves y lentos, y su duración estará comprendida entre 30 y 60 segundos.

Imagen: enforma.salud180

Autor: Maria Urzay

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *