En forma: Deportes para tonificar el cuerpo

Además de para ponerse en forma, esta es una época estupenda del año para tonificar nuestro cuerpo y realzar aquellas partes de las que nos sentimos menos orgullosas. ¡Aprovecha que comienza el curso y planifica algunas horas a la semana para sentirte mejor!

Si nunca has practicado deporte y quieres tonificar tu cuerpo, debes saber antes de nada que existen dos tipos de ejercicio físico: el aeróbico y el anaeróbico. El primero de estos es el que realizamos cuando corremos, montamos en bicicleta o nadamos. Consiste en un tipo de ejercicio dinámico, que nos hace sudar y aumenta nuestro ritmo cardíaco a ese nivel en el que nos cuesta un poco respirar y comenzamos a quemar calorías.

Al contrario que el ejercicio aeróbico, el anaeróbico trabaja de manera centrada zonas del cuerpo concretas, mientras que el resto de áreas permanecen pasivas y sólo sirven de punto de equilibrio. El caso más claro de este tipo de deporte es el de las pesas de la zona de musculación, aunque existen otros tipos de deportes para tonificar tu cuerpo que pueden resultarte más estimulantes y divertidos.

Eso sí, ten en cuenta que no es aconsejable realizar un ejercicio de tonificación y musculación sin complementarlo con un ejercicio dinámico de tipo aeróbico. Si te sobran unos kilos e intentas muscularte no conseguirás definir la fibra debido a que el sobrante de grasa no te permitirá marcar el músculo de forma visible.

Dos de los ejercicios que ofertan en los gimnasios y que más se centran en definir la musculatura y tonificar el cuerpo son el GAP y el yoga. El GAP consiste en una serie de ejercicios y repeticiones centradas especialmente en definir aquellas zonas que suelen resultar más problemáticas en el cuerpo de la mujer: los glúteos, los abdominales y las piernas.

El yoga resulta más equilibrado, ya que en su práctica se trabajan todas las partes del cuerpo por igual. Sus movimientos suelen ser pausados y centrados en la búsqueda del equilibrio corporal, utilizando para su práctica el peso del propio cuerpo y algunos elementos de apoyo para los niveles más altos.

Además de estos dos ejercicios que centran su práctica en el ejercicio aneróbico y la tonificación de partes concretas del cuerpo, existen actividades que combinan ambos tipos de movimiento y los integran para ofrecer una puesta en forma mucho más rápida y efectiva.

Algunos de estos ejercicios son la natación, que ejercita los brazos, las piernas y la espalda; el spinning, que se centra en las piernas y los glúteos; el body pump, que mezcla la utilización de pesas con movimientos dinámicos de saltos y giros; y prácticamente todos los tipos de bailes y danzas del mundo. ¡Con toda esta oferta de actividades nunca fue tan fácil ponerse en forma!

Imagen: Lleuresport.

Autor: Helena Invernon

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *