En forma: ¡Cómo mantener los ligamentos protegidos!

Lejos de ser un problema solo de deportistas, son muchos los aficionados al ejercicio que pueden conseguir en un mal movimiento una lesión de ligamentos que se transformará en un problema doloroso a arrastrar. Por eso en Nosotras te damos algunos consejos para que entrenes protegiendo estas fibras.

Si eres seguidora de las noticias deportivas o sabes de ellas ocasionalmente no será un secreto el nivel de problemas que pueden generarle a un jugador de fútbol, básquet y muchos otros deportes una ruptura o lesión en los ligamentos. Pero justamente son quienes menos actividad realizan los que, ante un mal movimiento, se encuentran más propensos a hacerse daño.

Por eso resulta importante tomar en cuenta algunos consejos a incorporar en nuestra rutina de ejercicios. Está claro que una de las medidas principales para mantener nuestras rodillas protegidas de todo daño es controlar nuestro peso, pues a más kilos en la báscula mayor es el riesgo de padecer alguna lesión en el área en particular en los ligamentos.

Dejar a un lado el sedentarismo y animarte a ir al gimnasio, caminar por el parque o correr cerca de casa es siempre un gran paso pero es necesarios realizarlo como es debido. Deberás comprar unos zapatos adecuados según la actividad que planeas realizar, estos serán la clave para evitar el impacto en tus rodillas y mantener las articulaciones protegidas.

No inicies ninguna actividad sin el previo calentamiento de al menos 5 o 10 minutos, esto hará que tu cuerpo pueda comenzar ya preparado para una ronda de ejercicio y sin arriesgarte a que algún movimiento afecte tus ligamentos o cualquier otra parte de tu cuerpo.

Y después del entrenamiento no puedes obviar el estiramiento pues no solo se trata de fortalecer músculos sino también de estirarlos para evitar al día siguiente las agujetas, pero sobre todo para prevenir lesiones. Ya lo sabes, ¡apunta estos consejos y comienza tu rutina cuidando de tu cuerpo!

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *