Ejercicios para relajarte en el trabajo

¿Quién no ha sufrido nunca estrés? Dudo que haya alguien que pueda dar una respuesta negativa a esta pregunta.

El estrés es una reacción del cuerpo que ocurre de forma natural y que nos muestra la necesidad que tiene nuestro organismo de escapar de ciertas situaciones que nos hacen estar mal, preocupadas o incómodas. Hoy en día, son muchos los factores que pueden provocarnos estrés: el ritmo de vida elevado, las obligaciones, el trabajo…

Si os notáis tensas y estresadas, las redactoras de Nosotras.com queremos recomendaros algunos ejercicios muy útiles para destensar los músculos, liberar el estrés y que, además, podéis realizar mientras estáis trabajando. Dejad por un momento de responder a las constantes llamadas de teléfono, de pensar en la reunión que tenéis dentro de una hora y de preocuparos por las indecisiones de nuestro jefe y centraros en vosotras.

Para empezar, debéis centraros en la respiración. Es importante respirar adecuadamente para relajaros y no estar constantemente al límite. Para ello, puede seros de gran ayuda contar hasta cinco mientras tomáis una profunda inhalación. Después, exhalad lentamente e id soltando el aire, poco a poco, por la nariz. Concentraros en este proceso y repetidlo las veces que necesitéis hasta que os sintáis relajadas y las preocupaciones se evadan.

En segundo lugar, intentad adoptar posturas correctas en el trabajo para que los músculos del cuerpo no se carguen y os tensen más de lo que ya estáis.

Otras técnicas de relajación útiles es cerrar los ojos y pensar en algún lugar o situación que os relaje y os transmita buenas vibraciones. Si lo hacéis concentradas, veréis como es una técnica ideal para evadirnos de los problemas que tenemos encima de la mesa, relajarnos y dejar descansar la vista y la cabeza.

Si notáis que el estrés está sobrecargando ciertas partes de vuestro cuerpo, pueden seros de gran utilidad los siguientes ejercicios:

  • Cuello: moved la cabeza con suavidad hacia delante y hacia atrás y luego de derecha a izquierda.
  • Piernas: elevad ligeramente una pierna y sacudirla para destensarla. Otro ejercicio útil consiste en doblar una pierna en un ángulo de 90 grados y con los brazos traedla hacia el pecho. Después haced lo mismo con la otra pierna.
  • Brazos: estirad los brazos hacia el frente y hacia los lados.
  • Muñecas: rotad las muñecas varias veces hacia un lado y hacia el otro. Además cogeros de los dedos y tirarlos hacia atrás.

De esta manera, conseguiréis aprender a eliminar y a manejar el estrés.

Imágenes: Corbis

Autor: Anna Güell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *