Ejercicio: ¡Más flexibilidad día a día!

Con el paso de los años vamos perdiendo la capacidad de estirarnos y realizar movimientos dignos de una atleta de gimnasia olímpica por ello resulta necesario ejercitarnos para mejorar nuestra flexibilidad y con ellos favorecer a nuestro músculos y articulaciones. En Nosotras te damos las claves para conseguirlo.

El ejercicio no es solo una herramienta para lucir bien físicamente si no que además es la clave que esconde la posibilidad de mantener nuestro cuerpo en buen estado a pesar del tiempo, lo que se traduce en músculos tonificados y articulaciones fuertes y flexibles. Es por esto que resulta importante desarrollar un plan de actividad que te permitir trabajar todos estos aspectos de forma equilibrada y saludable.

Lo que quiere decir que no se trata simplemente de ir al gimnasio hacer 30 minutos de cardiovascular e irte a casa, además deberás trabajar tus músculos con pesas o repeticiones y constantemente hacer ejercicios de estiramiento que aumenten tu flexibilidad. Puedes comenzar por los clásicos, luego de tu rutina tómate al menos 5 o 10 minutos para estirar todo el grupo de músculos con el que has estado trabajando, esto ademas de evitar las agujetas te ayudará a aumentar la flexibilidad.

Una práctica genial para ello es el streching, diseñado especialmente para estirar los músculos de nuestro cuerpo, aliviar los dolores de espalda y mejorar el estado de las articulaciones. Lo mismo ocurre con el yoga o el pilates, que te permitirán estirar especialmente los músculos de la espalda y el abdomen, fortaleciendo y flexibilizando el área.

En casa puedes llevar a cabo estos tres sencillos ejercicios para mejorar la flexibilidad:

1. Brazos: flexiona tu brazo y llévalo a la parte trasera de la espalda, tocando el omóplato, llega lo más atrás que puedas y mantén la postura al menos por 10 segundos. Repite con el otro brazo. Estira tu brazo con la palma viendo hacia arriba, con la otra mano toma la palma y llévala hacia abajo, sentirás como el brazo se estira por completo, repite con la otra extremidad.

2. Espalda: sentada recta gira tu torso y envuelve tu cintura con tus brazos, el izquierdo pasa por la parte derecha y el derecho va por detrás hacia la izquierda. Mantén la posición y repite hacia el otro lado.

3. Piernas: un clásico, siéntate y abre tu piernas bien estiradas mientras inclinas tu tronco y manos hacia adelante sintiendo como se estira tu espalda y entre pierna. Lleva tus dos manos a un pie intentando llegar a la punta o el tobillo, repite con el otro. Siéntate y cruza tus piernas pegando las plantas de los pies, muévelas delicadamente como el aleteo de una mariposa sintiendo como los abductores se estiran.

Ejercicios sencillos que te ayudarán a aumentar tu flexibilidad y sentirte mucho mejor.

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *