Corre con calor sin morir en el intento

El calor del verano puede resultar matador al momento de ejercitarnos. Pero salir a correr y no morir de la deshidratación es posible y Nosotras te explicamos cómo.

Es cierto que exceso de calor hace que perdamos resistencia más rápido y que aguantemos mucho menos la actividad física. A veces las temperaturas altas resultan tan abrumadoras que salir a ejercitarnos ni siquiera es una opción viable.

Pero siguiendo algunos consejos es posible salir a correr a la calle en pleno verano y no morir en el intento sumida en medio de una tremenda deshidratación. Nosotras te damos algunos consejos para que lo consigas ¿preparada?

  1. Suena a obviedad, pero nunca está de más: elige bien las horas para salir a correr. O muy temprano en la mañana o a partir del final de la tarde, cuando el calor más abrumador ya ha pasado. Jamás salgas a media mañana o en horas del medio día, pues no solo corres el riesgo de deshidratarse sino que además el sol puede causar graves daños en tu piel.
  2. Antes de salir de casa hidrátate muy bien, recuerda que al momento de hacer ejercicio la hidratación previa también cuenta.
  3. Lava muy bien tu cara y tus manos con agua fría para refrescar tu cuerpo. Además elige ropa para ejercitarte especial para el calor, de esta forma evitar poner tu cuerpo aún más al límite.
  4. ¿Cuánta agua tomas cuando sales a correr en épocas de menos calor? Pues bien, dobla la cantidad. Estar hidratada mientras corres en verano es fundamental para que las altas temperaturas no te afecten.
  5. Además es muy importante que, si el calor es demasiado, humedezcas con agua fresca tu cara y tu cabeza de vez en cuando, de esta forma previenes con más efectividad un posible golpe de calor.

Sigue estos consejos y correr en épocas de calor disfrutando al máximo del ejercicio.

Imagen: bienestarenlinea.com

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *