Cómo conseguir vencer a la pereza y empezar a ir al gimnasio

Ir al gimnasio puede ser un auténtico drama si somos personas poco dadas a la actividad física.

Sin embargo, hacer deporte es casi una obligación. Realizar ejercicio es bueno para nuestra salud general, para el estado de nuestro cuerpo y bienestar interior.

Si quieres saber cómo lograr ir al gimnasio sin sufrir una pereza terrible cada día, toma nota a los siguientes consejos ¡Allá vamos!

 

 

  • Tómatelo como una obligación más. Igual que vas a trabajar cada día, debes ir al supermercado cuando tu frigorífico lo necesita, vas al médico, cuidas tus amistades, vas a visitar a tu familia… El gimnasio o el ejercicio físico también debe ser parte de tus obligaciones diarias. De esta manera, lo convertirás en un elemento más de tu rutina, algo que debes hacer sí o sí porque define tu horario semanal o incluso diario. Si no te permites la licencia de poder “saltártelo” por hacer cualquier otra cosa, no lo dejarás.
  • Piensa en el bienestar de después. Sí, está claro que el gimnasio puede hacerte ‘sufrir’. Aún así, antes de decidir pasar de ir en un momento dado, piensa en lo verdaderamente bien que te sientes justo después de hacer ejercicio. Fuerte, segura, poderosa, sana…deja que esa sensación te acompañe desde el momento que te planteas si ir o no, hasta que verdaderamente cruzas la puerta del gimnasio.
  • Prémiate cada día que vayas. Con un premio nos estamos refiriendo a algo que verdaderamente te haga ilusión después de haber hecho este esfuerzo físico tan importante, independientemente de la actividad. Tu peli preferida, un capricho gastronómico, una tarde de spa en casa… Pequeños detalles que te harán sentir mejor y te motivarán para el resto de días.
  • Valora tu salud mental. Todo lo que hagas por tu cuerpo también repercutirá en tu mente. Esto quiere decir que si valoras tu salud mental, valorarás también la física. Hazlo por ti a todos los niveles.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *