Ballet fit: la revolución del mundo del fitness

Ha llegado a los gimnasios el Ballet Fit. Esta técnica es una fusión de disciplinas: ballet, pilates, yoga e incluso algunos movimientos de danza del vientre trasladados al mundo del fitness. Combina los ejercicios isométricos, de fuerza, de resistencia, cardiovasculares y de elongación. No sólo tonifica nuestro cuerpo sino que también mejora la flexibilidad, la coordinación y el equilibrio. Además también facilita la reducción del nivel de grasa corporal.

Desde el éxito de la película de Natalie Portmann con ‘El Cisne Negro’ empezó a haber una especie de obsesión con el ballet. Gracias a los entrenamientos que tuvo que hacer para poder interpretar su papel, la actriz acabó con una figura perfecta y fueron muchos los que quisieron imitarla. En Estados Unidos decidieron empezar a incorporarlo a los entrenamientos de los gimnasios.

Desde entonces este entrenamiento ha sido tendencia en Reino Unido y en Estados Unidos. En España, su impulsora ha sido Gloria Morales, que es bailarina profesional y profesora de educación física. Se habla de que este entrenamiento es ‘adictivo’ y ya hay muchas celebritys que lo practican, desde Miranda Kerr, Doutzen Kroes o Taylor Swift hasta el ángel de Victoria’s Secret Lily Aldridge.

Se combinan muchos tipos de ejercicio, siempre trabajando con el peso del propio cuerpo. La música suele ser clásica o una melodía de piano suave. Aún asó, al principio y al final del entrenamiento suenan canciones más animadas para hacer las partes más intensas.

Las clases de una hora se suelen dividir en tres partes:

  • Ballet barre: 20 minutos de estiramientos en la barra.
  • Cardio ballet: 15 minutos de ejercicios cardiovasculares que ayudan a quemar grasa.
  • Floor ballet: 25 minutos de ejercicios en el suelo que principalmente ayudan a mejorar nuestra elasticidad.

La mayoría de ejercicios que se hacen son isométricos, que provocan muchas menos lesiones que los de levantamiento de peso -que son los que se usan normalmente para fortalecer los músculos-. Estos ejercicios consisten en contraer el músculo durante 6 o 8 segundos mientras también se trabajan otras partes del cuerpo.

Originariamente esta técnica se llamaba barre porque los ejercicios se hacían solamente en la barra y eran para que los bailarines que se habían lesionado pudieran seguir entrenando. Actualmente hay muchas modalidades de este entrenamiento como por ejemplo ballet bodies, pure barre, fly barre

Los resultados son tanto físicos como mentales. Esta disciplina permite corregir posturas y disminuir dolores musculares. Los ejercicios se centran en la parte del tronco, por lo tanto acabamos consiguiendo una barriga plana y una espalda erguida. El nivel de esfuerzo es moderado, aunque eso no significa que sea fácil o que no se trabaje. Los resultados se empiezan a notar a los tres meses de entrenamiento, pero los finales se aprecian después de un año de entrenamiento continuado.

Esta práctica es apta para todos los públicos, embarazadas incluidas, y lo mejor es que no requiere ningún tipo de conocimiento previo de ballet.

Imágenes: Pinterest

 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *