Aprovecha el verano para ponerte en forma

En pleno verano qué mejor que mantenerse en movimiento.

Podemos aprovechar los días agradables para iniciarnos en disciplinas de aventura, tales como el rafting o la escalada, o bien para ser más clásicos y salir a correr o a andar en bicicleta. Todo dependerá del lugar dónde nos encontremos.

¿Cómo aprovechar el verano para ponerte en forma?

Playa

La playa es ideal para moverse y divertirse como nunca. Desde el clásico voley playa hasta el surf o el windsurf.

Actividades tan efectivas como divertidas. Asegúrate de una correcta hidratación y de practicar ejercicio en horarios en los que el sol no sea tan fuerte. ¿Otro imprescindible? un buen protector solar para cuidar la piel de quemaduras y prevenir problemas graves en la piel.

 

Montaña

El contacto con la naturaleza mejorará el estado de ánimo, mientras que el aire abierto propiciará una mejor oxigenación. La montaña, el deporte y la aventura conforman un trinomio ideal. Hacer montañismo o senderismo, trekking o rafting son posibilidades de lo más emocionantes que pueden practicarse en verano y con las mejores condiciones.

 

Ciudad

En la ciudad, el running sigue llevando la delantera junto con el ciclismo. Busca la primera hora de la mañana o, por el contrario, al caer el sol, para evitar el calor.

Agua y protector solar, imprescindibles en cualquier actividad física.

Más allá de estas opciones, hay otras que bien puedes practicar, sea bajo techo o en el exterior. Saltar a la cuerda es una excelente actividad aeróbica que requiere de buen estado físico, pero en la cual puedes iniciarte de a poco. Puedes comenzar saltando de 10 a 15 minutos con la postura recta y las rodillas ligeramente flexionadas.

 

 

El crab walk o caminar como cangrejo es un ejercicio que te permite fortalecer tanto piernas y brazos como los músculos del abdomen. Puedes practicarlo durante unos diez minutos.

Las sentadillas y las flexiones, son otros dos ejercicios clásicos que puedes hacer a diario para tonificar las piernas, glúteos y brazos. Una buena forma de comenzar es realizar dos sesiones de 20 ejercicios por cada una.

Por último, vale recordar que desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) se recomienda unos 150 minutos semanales de actividad física moderada. Esto es, unos 20 minutos al día de caminata ligera u otra actividad aeróbica similar.

¡Ponte en marcha ya!

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *