¿Sabes cómo bajar la temperatura de tu casa?

En los meses de verano es importante conseguir bajar la temperatura de la casa, aún sin disponer de un equipo de aire acondicionado.

Con algunos trucos estratégicos se puede lograr, sin disparar tu factura eléctrica por el consumo excesivo.

Consejos para refrescar tu casa

  • Ventilación: Los mejores momentos para ventilar son por la mañana y por la noche, cuando la temperatura exterior es más baja. Debes prestar atención en qué momento entra el aire caliente el lugar del fresco, si tienes una ventana directamente al sol, no las abras, agrega cortinas que den sombra y opta por abrir otra. Antes de salir de la vivienda deja las persianas bajadas de esa manera no entrará aire caliente.
  • Controla el uso de los electrodomésticos: Los electrodomésticos emiten calor especialmente el horno, la lavadora, el lavavajillas o la secadora. Utilízalos cuando no tengas que quedarte en la cocina o cuando la temperatura es más baja. Las bombillas tradicionales también calientan y aumenta la temperatura. Por lo tanto, utiliza la tecnología LED y la iluminación natural.
  • Agrega plantas: Decoran, purifican y regulan la temperatura de forma natural. Pueden reducir la temperatura hasta 2 grados. Utiliza las especies autóctonas o adaptadas a la climatología del lugar para que no consuman excesiva agua al riego.

 

 

 

  • Agrega burletes en puertas y ventanas: Los burletes son tiras flexibles de material aislante, los colocas en las puertas y ventanas que dan al exterior. Verás cómo mejora la temperatura en tu hogar. Puedes instalarlo tú mismo y son muy económicos.
  • Renueva las telas: Las cortinas, la ropa de cama o los cojines deben ser de telas ligeras que se muevan con el aire y que sean de colores claros. Para las ventanas, los visillos son una buena opción, ya que mantienen la privacidad pero dejan pasar el fresco. Quita las alfombras de lana y opta por caminar descalza tanto si el suelo es de madera o mármol.
  • Ventiladores: Puede refrescar el ambiente colocando ventiladores y delante un recipiente metálico lleno de hielo y sal gruesa. El aire se enfriará inmediatamente y de esa manera expulsas de la casa el aire caliente.

 

Refresca la casa durante la noche, el ambiente al día siguiente será más agradable.

¡Disfruta del verano sin sufrir por el calor!

Imágenes: Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *