Plantas de invierno ¡Consejos para cuidarlas!

Durante el invierno las plantas requieren una serie de cuidados específicos. Así, por ejemplo, conviene no regarlas con agua demasiada fría ni tampoco conviene colocarlas cerca de la calefacción, ya que el excesivo calor puede resultar perjudicial para ellas.

Es cierto que durante los días de invierno las horas de luz son menores, pero no por ello debemos colocar las plantas demasiado pegadas a los cristales de las ventanas, ya que pueden secar y amarillear las hojas. Se deben colocar en una zona donde reciban el máximo de luz solar, pero no de manera directa. La humedad ambiental también es un factor decisivo. Coloca un recipiente debajo de la maceta, pero para evitar que el compost esté empapado pon unos guijarros dentro del plato y evita así el contacto directo. Así evitaremos también que el compost se pueda resecar demasiado debido al calor de la calefacción.

Entre las plantas de invierno, las plantas de interior son las protagonistas; y entre las más resistentes, incluso para principiantes en su cuidado, plantas como la yuca o la drácena, las cuales al crecer desarrollan leñosos tallos. La yuca tiene gruesos troncos y hojas rígidas y puntiagudas. Cuidado con el exceso de agua –en invierno, una vez a la semana-. Por su parte, la drácena, tiene hojas estrechas de color verde oliva y bordes rojizos. Necesita luz indirecta y una temperatura media de 20 grados. En invierno, basta con regar cada 15 días.

 

Fuente imágenes: IKEA

Autor: Emilio Garcia

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *