¿Nos la jugamos con el estilo rústico?

Si hay algo que no podemos negar que está absolutamente de moda, y es tendencia en todos los aspectos de la vida, ése es el estilo vintage. Lo que nos puede hacer llegar a pensar que también en decoración, conviviendo con la absoluta modernidad de los muebles nórdicos y todo lo que tiene que ver con ellos, se encuentra otro tipo de manera de afrontar el diseño: el estilo rústico. Sin duda, se trata de algo muy personal que a algunas horroriza y para otras es absolutamente maravilloso.

Al principio, es necesario que pensemos si nos apetece que este estilo, en el que conviven las maderas y las reminiscencias de la antigüedad y el clasicismo, llegue a todos los rincones de nuestro hogar, o si realmente lo que estamos buscando es algo mucho más suave, y que entre poco a poco en nuestra casa y por ende en nuestra vida. Si de momento no nos atrevemos a que todo eso llegue a cada una de las habitaciones, podemos empezar por darle ese toque tan especial al salón y a los dormitorios. El hecho de no entrar en la cocina o en los baños de momento tendrá que ver con cómo nos sentimos una vez que lo tengamos claro.

Así, lo que debemos hacer en un principio es apostar todo a la madera. Este estilo tan vintage hace que todo se vea con un tipo de luz mucho más diferente y sofisticado, aunque nos deje claro que su aura y sensibilidad se asemeja al pasado, y huye de la vanguardia como elemento principal. También podemos tener en cuenta que la funda nórdica de nuestro dormitorio, donde también llegarán los muebles en madera, sea de colores tenues y claros, así no contrastará. ¿Para el salón? Lo mejor es un chester o sofá de cuero.

Imagen: Interiorismos

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *