Iluminar y acondicionar el jardín: te damos las ideas que te harán disfrutarlo al máximo

Con la llegada del buen tiempo apetece disfrutar de la naturaleza. Y qué mejor sitio que en casa, ¿no? Conseguir un buen jardín no es difícil, si dispones del espacio necesario y unas cuantas buenas soluciones decorativas. Sólo hace falta tener las ideas claras, conocer las técnicas apropiadas y prestarle unos mínimos cuidados.
La iluminación exterior es un elemento clave para definir los ambientes y destacar detalles del diseño del exterior de la casa. Existen multitud de posibilidades y según el tamaño de la zona y los muebles serán más adecuados unos tipos de luces u otras. Éstas son algunas de las ideas más sugerentes para la iluminación de jardín.

Además, la iluminación exterior de una casa es igual o más importante que la del interior, aunque suele estar bastante descuidada. Por el día, la luz natural será su aliado. De noche, existen múltiples opciones de focos y lámparas para decorar e iluminar su jardín.

Divertidísima mesa que se ilumina y con la que puedes dar luz a tu jardín. Todolifstyle.com

Un buen resultado pasa por lograr un alumbrado sutil; en ningún caso las lámparas deben convertirse en las protagonistas del lugar, sino resaltar el follaje y las plantas.

Pero su función no es exclusivamente decorativa. En muchos casos se trata de un elemento de seguridad muy efectivo ya que facilita el acceso a la puerta de casa durante la noche y, al mismo tiempo, genera un entorno en el exterior que permite observar desde el interior lo que ocurre en él.

¿Qué iluminación puedo elegir?

Existe múltiples tipos de luminarias en el mercado, cada una con sus características y funciones particulares. Podemos distinguir dos tipos: las que necesitan conexión eléctrica y las que no.

Para las entradas, terrazas y porches los apliques y colgantes de fachada son lo más acertado. Son pequeñas farolas fijas que se cuelgan en la pared y que proporcionan una luz difusa que no deslumbra. Son idóneos para zonas de estar y de relax ya que con su luz tenue consiguen ambientes muy agradables.

La iluminación solar o los kits de baja tensión son otra posibilidad diferente. La primera opción no funciona con electricidad mientras que las segundas sí, pero de bajo consumo. Ambas se presentan como una solución adecuada para iluminar los caminos y senderos o a para las entradas, terrazas y porches de la casa. Proporcionan una luz difusa que favorece los ambientes íntimos.

Las balizas luminosas son la segunda opción para iluminar los caminos o accesos. Se trata de pequeñas halógenas que emergen del suelo y que van indicando los diferentes senderos. Son prácticas y muy elegantes. Lo único con lo que hay que tener cuidado es que las luces no sean muy potentes ya que pueden deslumbrar a los que entren o paseen.

Es un diseño de Jon Santacoloma para B.Lux

Los focos de clavar son los que le permitirán decorar el jardín porque son orientables y con ellos puede resaltar setos, arbustos o elementos ornamentales. El haz de luz es dirigida y si se quiere se puede cambiar el color de la bombilla consiguiendo efectos muy sorprendentes. Son perfectas para dar un toque de originalidad.

Los proyectores halógenos, en cambio, están mas recomendados para la iluminación a largo alcance, es decir espacios grandes. Son muy potentes y sirven también para destacar elementos decorativos. Entre los halógenos tiene la posibilidad de adquirir los modelos que poseen detectores, que se activan al percibir movimientos o al disminuir la luz solar.

Focos de pie
Los focos de pie son similares a las farolas. Se usan fundamentalmente para el desarrollo de actividades nocturnas o para suavizar las sombras producidas por otro tipo de focos. El tipo de emisión de luz que realizan estas luminarias es de tipo descendente.

Existen numerosos modelos que se diferencian, sobre todo, en el material: aluminio, hierro, madera, plástico… También se pueden diferenciar por el número de brazos y bombillas.

Modelo Free, diseño que pertenece a la colección de Tobias Grau

Una alternativa a las farolas clásicas es el reflector de jardín que sirve para el alumbrado de flores y macizos. La principal característica de esta luminosa de pie es que es orientable. Existen varias dimensiones de varillas fijas, desde 25 a 125 cm, y también extensibles, desde 40 a 70 cm y de 75 a 130 cm.

Focos de tierra
Los focos de tierra se colocan en el suelo y su principal función es ofrecer un haz de luz ascendente. Con este tipo de iluminación se consigue un gran efecto dramático y se suele emplear para dar luz a grandes árboles de importante follaje, palmeras, etc.

Prisma que distribuye Frepi, modelo Steel Quadro

Dentro de estos tipos de foco podemos encontrarnos diversas clases:

– Tradicional.
Permite una iluminación orientable de flores, árboles, verjas, etc. Puede ser de foco único o doble, con dos luminosas de movimiento independientes entre sí, aunque montadas en el mismo estuche.

– Encastrado.
Permite la iluminación de flores, pequeñas plantas, etc. Para su correcta colocación es necesario tener en cuanta que debe estar totalmente insertado en el suelo o, como mucho, sobresalir un centímetro. Su colocación se suele realizar en zonas de tierra no asfaltada, en el propio césped.


– Iodure.
Sirve para iluminar tanto árboles altos como fachadas y esculturas. Este tipo de foco encastrado tiene una estructura más compleja. Posee una lámpara de yoduro metálico y va montado en un doble estuche, que se puede incrustar tanto en el césped como en suelo de piedra. Emite dos tipos de haces de luz diferentes: un haz ancho o un haz de foco o lineal.

– Borne y mini borne. Este tipo de foco de suelo es muy utilizado para señalizar caminos o la entrada de las casas. Se coloca a más altura que los modelos anteriores y está disponible en dos tamaños. La altura a la que sobresale no debe superar en ningún caso los cinco centímetros.

– Focos colgantes. El único tipo de focos colgantes que se colocan enganchados a la red son las guirnaldas de bombillas. Esta iluminación descendente se usa solo en ocasiones puntuales puesto que no son muy estéticas. Su colocación es sencilla y basta con un alargador para conectarlo a la corriente.

Ver más…

 Un kit de jardinería sólo para ‘fashion victims’

Consigue un balcón de lujo con estos trucos para tus macetas

Desayunos en la terraza con el amor de tu vida

Autor: Juan Garcia Ruiz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *